Argentinos retiraron USD1000 millones de Uruguay en 2016

El 2016 con el blanqueo, fué un duro año para el Banco Central de Uruguay, BCU, debido a que miles de argentinos han estado retirando ahorros de sus bancos en forma sostenida durante el año pasado, lo que no ha generado problemas en el sistema financiero local, según destacó el presidente de la entidad bancaria.

“Vale la pena analizar que durante el año se fueron del país vecino más de USD1000 millones de dólares de depósitos de argentinos y eso no generó el mínimo impacto en el funcionamiento del sistema bancario, lo cual demuestra que hemos aprendido las lecciones, que desde la crisis de 2002 se fortaleció la regulación, la supervisión, y mejoraron las conductas”, aseguró el presidente del Banco Central Uruguayo.

Los registros históricos del BCU muestran que los depósitos de no residente, básicamente de argentinos, habían llegado a USD6.000 millones en 2002, año de la crisis financiera, lo que derivó en un desplome hasta el piso de USD1.000 millones en el 2003. A partir de entonces comenzó a crecer mes a mes, hasta llegar a los USD4.700 millones en octubre de 2015 y tras el cambio de gobierno en Argentina, cambió la tendencia.

A fin del año pasado hubo fuertes retiros, de 800 millones de dólares en noviembre y diciembre. Eso está asociado a la nueva legislación que indica que los bancos y sociedades de bolsa deben informar a fin de año, el saldo promedio de las colocaciones de todos los ahorristas, residentes y extranjeros. Muchos de los que se apuraron a retirar dinero, lo hicieron para no figurar en el reporte anual, dijeron operadores de mercado. Agregaron que de ese dinero, una parte volvió a Argentina para sinceramiento fiscal, y el resto que prefirieron quedar fuera de los focos, optaron por meter en cajas de seguridad o remitir a otros mercados extranjeros.

Y este año siguió la tendencia aunque con menos intensidad. En enero hubo una baja de USD 45 millones y en febrero de USD 60 millones.

“Un hecho que, en otro momento, hubiera sido el inicio de una corrida bancaria, en este caso no solamente no lo fue, sino que pasó totalmente desapercibido en el sistema bancario”, destacó el presidente del BCU. Esos depósitos de argentinos son, justamente, los que no queremos, aquellos que buscan refugio para ocultarse de las autoridades tributarias”, por lo cual “no es una mala noticia que esos depósitos estén buscando refugio en otros lados”, indicó.