Una Chinada de una Presidente con el apoyo de la CampoLa

Esta semana Argentina fué nuevamente noticia en el mundo, Times, Washingtown Post, El País, El Mundo, CNN y mucho más medios en los Estados Unidos y Europa. La semana pasada por el escándolo Nisman, y ahora por la presidente que dentro de los milagros de dejar la silla de ruedas y caminar, también utilizó nuevamente una Red Social en mala manera, y creó más conflictos con todos y todas.

Primero hablando de Nisman en redes sociales, y ahora para atacar a Clarin y la oposición, no dandose cuenta que estaba injuriando a una comunidad, un país y mucho más.

 

http://www.newyorker.com/news/daily-comment/cristina-kirchner-misadventure-china

Más de 1.000 asistentes al evento… ¿Serán todos de ‘La Cámpola’ y vinieron sólo por el aloz y el petlóleo?” In other words, she replaced R’s with L’s in “el arroz y el petróleo”—rice and petroleum—and asked, “They came just for rice and oil?” as if speaking with a cartoonish Chinese accent.

 

Los incidentes acerca de los tuits de Cristina Kirchner burlándose del acento chino durante su visita al gigante asiático recorrió el mundo y recibió críticas, repudios y hasta redobladas burlas. Pero hoy, tras estos hechos, la revista The New Yorker reflota la idea de que la salud mental de la Presidenta no estaría en las condiciones adecuadas.

“Después de su declaración en Beijing, Kirchner trató de jugar con un tuit (…) pero, si bien es tentador pensar que ella puede estar sucumbiendo a las presiones del momento, ha habido señales por años de que Cristina estaría operando a media máquina”, en referencia a su salud mental, dice el artículo bajo el título “Las desventuras de Cristina en China”.

La revista hace también mención a los famosos Wikileaks, los cables filtrados del Departamento de Estado norteamericano, publicados en 2010 en los que “los diplomáticos estadounidenses se preguntaban unos a otros para obtener información acerca del ‘estado mental’ de Cristina y si consumía algún medicamento. Ese año, Kirchner dijo, en broma que, le gustaría hacer desaparecer a varios de sus opositores políticos. Ella trató de retractarse, pero fue difícil en un país que aún trata de resolver su propia historia de desaparecidos políticos”.

La publicación también reproduce un apodo sobre Argentina creado entre los hombres de negocios: “Argentizuela”, por las similitudes en las políticas que Argentina tomó de Venezuela. “Hasta hace poco, el comportamiento disfuncional de Kirchner llamaba la atención de poca gente. Pero, mes a mes, con su torpe hablar por hablar, ella está evolucionando más plenamente en una Chávez argentina que pone el poder antes de país, confunde la teoría de la conspiración con la política, y que se refiere a la economía y la diplomacia como un inconveniente”, señala la revista.

Y agrega: “Mucho antes de que se hiciera público el comportamiento de Kirchner por el caso del fiscal asesinado, ella ya había demostrado ser capaz de tomar incalculables malas decisiones”, aseveró.

 

 

 

La nota, en la sección de “opinión” del FT, es del editor de América Latina, John Paul Rathbone. Comienza con la frase “la verdad puede ser más extraña que la ficción” y repasa brevemente la carrera de Nisman y lo que sucedió desde que denunció a la Presidenta por encubrir el atentado a la AMIA: la presentación en el Congreso que nunca llegó a suceder, su “misteriosa” muerte, la forma de reaccionar del Gobierno, los posts en Facebook de la mandataria, el borrador del fiscal y las desmentidas luego desmentidas, los servicios de inteligencia (“que poco cambiaron desde que terminó la dictadura en 1983”), el “ineficiente y quizás corrupto sistema judicial”, la fallida “democratización de la Justicia” impulsada por Cristina, el incremento patrimonial de la Presidenta.

http://www.ft.com/intl/cms/s/0/84467284-ad4b-11e4-bfcf-00144feab7de.html#axzz3Qy9GODYz