Sube el precio internacional de la Soja

Sube el precio internacional de la Soja a su nivel más alto en dos años durante la semana al tocar los 420 dólares la tonelada y dinamizó el mercado local ya que para entrega inmediata llegó a los 4.100 pesos la tonelada mientras que para noviembre estuvo a 301 dólares.

“Es una suba importantísima del mercado internacional que se trasladó al mercado local, el precio interno de la soja durante el mes de mayo subió 500 pesos”, aportó a NA, el analista de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Guillermo Rossi.

La soja avanzó en la semana a 415 dólares promedio la tonelada en el Mercado de Chicago, pero el jueves se disparó a 420 dólares, el mayor nivel en casi dos años, mientras en lo que va del año ya subió 31 % y el viernes llegó a tocar los 430 dólares por tonelada siempre en futuros, para después caer.

En la Argentina, algunos operadores estiman, en general, que el precio sube, a pesar de las retenciones del 30 por ciento, porque no hay mercadería suficiente para atender las necesidades de exportación y la molienda en las plantas que hacen harina de soja.

El día viernes la posición local de noviembre llegó a 301 dólares la tonelada, mientras que para la entrega inmediata bajó 100 pesos a 4.000 pesos la tonelada.

Ocurre que sin las precipitaciones que marcaron abril y retrasaron la cosecha, la Argentina hubiera generado una gran oferta en el mercado mundial, pero eso no pasó, mientras los stocks en Estados Unidos se encuentran en baja.

Los especuladores están a la caza de cualquier dato sobre la evolución del dólar o los vaivenes del petróleo para montarse a la tendencia alcista del precio de la soja.

“Para el productor con stocks es una revalorización de sus stocks, lo que hay en el fondo de todo esto es una gran recuperación del precio de la harina de soja internacional, que ha permitido mejorar los márgenes de procesamiento de las fábricas”, sostuvo Rossi a los periodistas.

En diálogo con periodistas, el especialista manifestó que “abril fue un mes complicado porque no llegaba la oleaginosa a las plantas procesadoras por las lluvias; también se habían retrasado los trabajos ya que reservaban la soja buena para mezclarla con la dañada que se esperaba a causa del retraso de la cosecha”.

“Finalmente en abril se industrializó poca soja, sólo 3,5 millones y mayo, sin cifras oficiales, 4,2 millones, si uno lo compara con mayo del año pasado pegó un salto del 15 por ciento”, dijo.

Rossi señaló que en el Gran Rosario, el gran polo sojero del país, los camiones ingresan a buen ritmo, ya queda 20 por ciento a nivel nacional para cosechar y en la zona núcleo se recolectó el 95 por ciento, con una pérdida de rendimiento importante.

Respecto de los valores de la soja, opinó que “si uno toma un precio FOB (puesto en puerto) fue de 330 dólares promedio de marzo y ahora a 430 dólares la tonelada es el precio de exportación de la Argentina”.

También indicó que la soja marca una “revalorización de la producción argentina” y así la “recaudación sólo por el complejo sojero, va a rondar los 80 mil millones de pesos que dejarán las retenciones y el ingreso de divisas de soja-dólares a la economía se calcula en 22 mil millones de dólares”, para este año.