Se libera más el Cepo Cambiario

Desde la salida del cepo cambiario, el Banco Central (BCRA) tomó cuatro nuevas medidas que cambian no sólo la cantidad de dólares que puede comprar una persona por mes, sino también cómo se puede manejar con su tarjeta de débito en el exterior.

“Son pasos adicionales para terminar con las restricciones cambiarias heredadas, siguiendo el camino iniciado con la liberación del cepo y la reciente eliminación del cronograma de pago para deudas por importadores”, especificó en un comunicado oficial. Antes del cepo, el límite de compra dependía de la cantidad de ingresos de los particulares y el sistema, que dependía de la AFIP, resultaba arbitrario.

Hoy aumenta el límite de compra mensual por persona. Pasará de USD2 millones a USD5 millones por mes por persona. Como sucedía antes, siempre y cuando la persona pueda certificar el origen de sus fondos.

Para el cobro del exterior por exportaciones u otros conceptos por un valor de hasta USD 100.000 por mes, ya no se exigirá una declaración jurada previa a la recepción de fondos, sino que éstos podrán acreditarse directamente a la cuenta del receptor por un concepto genérico. Quienes decidan optar por esta modalidad tendrán que solicitar el alta de este sistema en su banco. Este régimen simplificado agiliza la operación a aproximadamente un 50% de los receptores de pagos en moneda extranjera.

Los bancos no podrán computar una operación de compra-venta de cambio por transferencias desde una cuenta en moneda extranjera fuera del país a otra en moneda extranjera dentro del país. En concreto, “el monto acreditado en la cuenta local deberá ser igual al monto debitado en la cuenta extranjera”. Si la entidad decide cobrar una comisión por esta operación, lo debe aclarar por separado.

Para compras con tarjetas de débito en el exterior, los bancos deberán dar al cliente la posibilidad de definir qué cuenta se debitará: si con la cuenta en pesos o en la cuenta en moneda extranjera, como por ejemplo, una caja de ahorro en dólares. Antes las entidades lo decidían de forma unilateral. “Cuando el cliente tenga ambos tipos de cuenta y no haya realizado una opción, se debitará por defecto de la cuenta en moneda extranjera, lo que en algunos casos evitará la operación de cambio”.