Se espera una transición económica difícil para el próximo Gobierno

Inflación, Cepo Cambiario y niveles altísimos de desempleo y pobreza. Pese a que el Gobierno indica lo contrario… “Dificultades”, “problemas”, “complicaciones”. Analistas coincidieron hoy, en la 36a. Convención Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), en que la transición económica que deberá enfrentar el futuro gobierno no será fácil, debido principalmente a la inflación, el llamado cepo cambiario y los niveles de pobreza y desempleo.

Rogelio Frigerio, presidente del Banco Ciudad; Aldo Pignanelli, ex titular del Banco Central y asesor de Sergio Massa; y José Siaba Serrate, director del estudio que lleva su nombre, analizaron las opciones económicas que tendrá el próximo gobierno y coincidieron en ver un panorama complejo.

“Hay que romper con la falsa opción de que después del derroche populista viene un ajuste neoliberal”, pidió Frigerio ante la platea de 150 ejecutivos que se congregaron en Bariloche, y consideró “una obligación” del próximo gobierno la salida del cepo cambiario. “Cada día que pasemos después de diciembre con cepo no vamos a crecer y no van a venir inversiones, por eso hay que liberarnos del cepo”, subrayó.

Para Siaba Serrate, “salir requerirá una devaluación y a lo mejor también financiamiento adicional” y consideró que esas medidas deberían tomarse “rápido”. Pero, advirtió, “no habrá resultados sin un ancla que impida que el ajuste se traduzca en aumentos preventivos de precios y salarios”.

Pignanelli, que llamó “burro” al ministro de Economía, Axel Kicillof, y a todo el Gobierno, evaluó en ese marco que “las reservas que están no son” y aventuró que hoy “si llegamos a 10 mil palos” en el Banco Central (BCRA) “es mucho”.

El ex titular del BCRA, que pidió “tocar las remuneraciones”, definió que un dólar competitivo, hoy debería costar 12 pesos. Frigerio puso algún reparo en esa cifra, aunque no dijo cuál sería su número. No fue la única diferencia que tuvieron el macrista y el massista. También se cruzaron por la supuesta “lluvia de dólares” que vendría tras el cambio de gobierno. “Ojo -dijo Pignanelli-, con esa fantasía de Macri”. “No, no, Macri no dijo eso”, lo atajó Frigerio.

Según el titular del Ciudad, “salir del cepo con credibilidad y confianza se puede, por más que el kirchnerismo nos haya hecho creer que no”. Y, ante una nueva chicana de Pignanelli, agregó: “Por supuesto que podemos levantar el cepo en un día”.

Siaba Serrate, en tanto, consideró que “hay que reunificar la brecha cambiaria pero también la brecha narrativa entre el relato y la ficción, consiguiendo mantener el mínimo consenso político necesario para avanzar con una agenda que a más de uno no le va a gustar”. En ese marco, repartió reproches porque, dijo, “ni el Gobierno ni la oposición están mencionando la realidad en la campaña”.

A su juicio, “esta campaña que habla de cambio no traumático e indoloro, no toma en cuenta la necesidad de un reacomodamiento, de transferencia de ingresos, todos temas que van a generar resistencias”.

Para el analista, “lo que viene el año próximo es arremangarse y trabajar para solucionar los problemas que tenemos: atraso cambiario, déficit fiscal, precios relativos distorsionados, falta de inversión y falta de generación de empleo privado”.