Marcos Peña está reunido con Aníbal Fernández en la Casa Rosada

El pasado martes, dos días después de que Mauricio Macri (Cambiemos) se impusiera sobre Daniel Scioli (Frente para la Victoria) en el ballottage, el mandatario electo fue recibido por la jefa de Estado saliente, Cristina Kirchner, en la residencia de Olivos. Al salir, el líder de Pro manifestó su disconformidad con ese encuentro. “Fue cordial pero corta. Me había convocado para hacerme una felicitación personal. No había planteado un temario. No valió la pena”, dijo, sobre la cumbre en la que pretendían comenzar a organizar la transición de gobierno que se hará efectiva el próximo 10 de diciembre.

Al día siguiente, Aníbal Fernández contó en diálogo con la prensa que la Presidenta le había pedido que él también tuviera una reunión con su sucesor pero, aseguró, el hombre fuerte de Pro declinó la invitación. “Me dijo que no. Que habían estado hablando con el presidente electo y que este tipo de encuentros debían ser públicos. Lo invité a la Casa de Gobierno, no sé qué pretendía”, expresó el funcionario kirchnerista.