Macri hará anuncios para el campo en Bariloche

Mauricio Macri aterrizó poco antes de las 10 en el aeropuerto de Bariloche para encabezar el lanzamiento de una plataforma de gestión tecnológica para el campo.

Acompañado por el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, y el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, el mandatario lidera la presentación de Frontec, una sociedad constituida por el grupo Los Grobo y la empresa estatal Invap para brindar servicios de monitoreo de cultivos en tiempo real.

A través de una aplicación desarrollada por esa firma los productores rurales pueden acceder a toda la información relevante sobre su campo durante las 24 horas y desde cualquier lugar, a través de cualquier dispositivo móvil.

También estarán el presidente del Invap, Horacio Augusto Osuna, y el empresario y dueño del grupo Los Grobo, Gustavo Grobocopatel.

Más tarde, Macri viaja a Chubut para la inauguración de la asamblea legislativa, convocado por el gobernador Mario Das Neves, pero hasta anoche el Gobierno nacional siguió postergando la resolución que debe otorgar una compensación a las petroleras de la provincia por cada barril de crudo exportado.

Para la administración de Macri, Das Neves está ignorando el acuerdo alcanzado a principios de febrero por el cual el Estado nacional aportaría u$s 7,50 del subsidio a las petroleras y la provincia otros u$s 2,50. Según esa opinión, Das Neves se comprometió a bajar esa cifra de las regalías que percibe la provincia, pero el gobernador dijo que ese aporte tiene obras financiadas por el Tesoro como contrapartida y que éstas deben definirse primero.

Este forcejeo, que se disimulará en la visita de hoy, concuerda con otros aspectos también confusos sobre ese acuerdo en el que estuvieron las petroleras, los sindicatos, Das Neves, y los ministros Rogelio Frigerio, Juan José Aranguren y Jorge Triaca.

Así, las empresas afirman que se comprometieron a mantener la actividad pero que habrá jubilaciones anticipadas y retiros voluntarios. Sin embargo, por el momento no están reactivando todos los equipos prometidos e insinúan que los sindicatos tienen problemas para que los trabajadores acepten los términos del acuerdo.

En este juego de presiones de todas las partes, también es cierto que el Gobierno de Macri ya no estaría viendo a Das Neves como lo veía a principios de febrero cuando se logró el entendimiento petrolero, y no es sólo por la parte de la compensación que debería afrontar la provincia.

También repercutió mal en la administración nacional las declaraciones del gobernador a mediados del mes pasado, cuando dijo que la provincia no iba a pagar los $ 400 millones que le debe a Cammesa por la electricidad, si no se hacen las obras que prometió el Gobierno anterior a cambio del congelamiento de tarifas. Aseguró además que no iba a permitir aumentos en las facturas de luz aunque éstos finalmente se terminarían verificando.

En el día de ayer, Das Neves sólo anticipó que luego de la asamblea legislativa, se va a trasladar con Macri a la Casa de Gobierno para “algunos anuncios” y se refirió a “3, 4 o 5 obras concretas”. En rol de anfitrión, ni palabra sobre las desavenencias en energía.