Macri anuncia aumento a jubilados, pago de juicios a la ANSES y la pensión universal

La serie de medidas económicas de alto impacto del día se completaría con una serie de cambios impositivos que incluyen aumentar el piso desde el que se paga Bienes Personales en forma progresiva hasta eliminarlo desde 2019 e incluir eventualmente premios para los contribuyentes cumplidores.

El paquete incluye la propuesta de una pensión universal para adultos mayores –una suerte de universalización de las jubilaciones-, el pago a los jubilados que tienen fallos firmes (o en vías de quedar firmes) por reclamos de actualización de haberes y una propuesta de aumento del 45% para dos millones de jubilados que no iniciaron demandas judiciales.

En el Gobierno prevén cubrir el costo de la medida con los flujos de fondos del Fondo de Garantía de Sustantabilidad de la ANSeS y, eventualmente, con dinero del Tesoro, en particular con el que ingrese a las arcas del Estado por el blanqueo que también está previsto que anuncie hoy el Gobierno.

El artículo que buscará viabilizar la venta de las acciones de empresas privadas que tiene en su poder la Anses busca levantar la traba implementada por el kirchnerismo el año pasado para una decisión de este tipo, cuando sancionó un proyecto de ley una cláusula que estipula la necesidad de contar con el voto positivo de dos tercios de los legisladores para autorizar una transacción de ese tipo.

Las acciones que integran el Fondo de Garantía de Sustentabilidad fueron a parar a manos de la Anses tras la reestatización del sistema previsional y el fin de las AFJP y corresponden a empresas como Telecom, Clarín, Techint, entre otras firmas.

La serie de medidas económicas de alto impacto del día se completaría con una serie de cambios impositivos que incluyen aumentar el piso desde el que se paga Bienes Personales en forma progresiva hasta eliminarlo desde 2019 e incluir eventualmente premios para los contribuyentes cumplidores.

Lo concreto es que esa ley puede se derogada a través de otro proyecto superador que cuente con el aval de una mayoría simple. Para el oficialismo, el proyecto votado en su momento por el kirchnerismo respondió más a una cuestión ideológica que efectiva, ya que considera que es más conveniente desvincularse de esas acciones por los vaivenes de la economía.

Cómo será el plan de pago, según la situación de cada jubilado

Los pagos a Jubilados, a partir de que la ley se legisle, serán 50% en efectivo, y el resto en 36 cuotas consecutivas, terminando el pago en 3 años.

La propuesta de pago alcanzará a 2.200.000 jubilados y pensionados y abarca a 3 segmentos básicos:

1- Jubilados con sentencia firme: Sumarían unos 70.000, a quienes se les pagará lo que marca el fallo judicial, la mitad con la aceptación de la propuesta y la otra mitad en 3 años, con pagos trimestrales, ajustables por el índice de movilidad. Según la ley previsional las sentencias firmes deben pagarse en 120 días, pero eso no se está cumpliendo y en muchos casos son mal liquidadas, lo que obliga al jubilado a iniciar otro juicio. Quienes acepten esta oferta de pago, hacia delante, los haberes de esos jubilados serán ajustados o aumentados de acuerdo a los términos de la sentencia.

2- Jubilados con juicio iniciado Son unos 300.000, también se les pagará el 50% al contado y el resto en 3 años, ajustables. En estos casos, el monto reclamado tendrá una quita o tope porque se les reconocerá hasta 4 años del total de años reclamados (esto podría implicar una quita sobre el reclamo, que depende de su antigüedad). También hacia delante, los haberes serán ajustados Jubilados que no hicieron juicio Hay 1.800.000 jubilados que no hicieron juicio, pero tienen los mismos derechos que los que sí lo hicieron. No se les reconocerá el retroactivo porque no hicieron el reclamo, pero se les reajustará hacia delante el haber si renuncian a realizar un reclamo judicial.