Lebac presionado para bajar tasas

Las apuestas en el mercado están inclinadas en favor de un mantenimiento de la tasa del 38% en la letras a 35 días en la colocación de hoy. Ayer se publicaron los índices de precios de la consultora Elypsis y del Estudio Bein & Asociados que arrojaron para el mes de abril tasas de inflación del 6,9% en la Ciudad de Buenos Aires y del 7,2% en el área metropolitana, respectivamente. Si bien Sturzenegger dice seguir la “inflación núcleo” (sin variaciones ocasionales, como por ejemplo tarifas, que retrocede en el mes según Elypsis) una baja de tasa justo después del peor salto mensual del costo de la vida del año pueda resultar en una señal indeseada.

El jueves el Tesoro emitirá un nuevo Bonac en pesos (al 2017) y dos Letes en dólares (a 91 y 182 días). En su comunicado de ayer el BCRA anunció que, por esta semana, no licitará letras en dólares “para evitar superposiciones” con la colocación del jueves. Las letras podrán ser suscriptas con pesos y dólares, mientras que el Bonac en pesos ajustará a una tasa variable dependiente de la tasa de Lebac a 90 días. Un movimiento que fue leído en el mercado como un intento por descomprimir la masa de vencimientos que acumuló el BCRA.

A la autoridad monetaria no le vendría mal un poco de ayuda. Desde el cambio de Gobierno el monto en circulación de Lebac creció $ 143.600 millones, un 43,6%, calculó ayer la Consultora Ledesma. Casi el 90% está colocado a menos de 90 días.

El titular de la AFIP, Alberto Abad, adelantó ayer que el organismo analiza emitir “lo más pronto posible” un dictamen respecto de la situación impositiva de las Lebac. En principio afectaría a las personas físicas, que no tributan Ganancias y Bienes Personales por esos títulos, pero las empresas también podrían quedar afectadas porque tributan sólo por la disposición de los intereses, no por su devengamiento.

La semana pasada el BCRA dictó una resolución en la que sostuvo que las Lebacs no son títulos públicos. La definición es importante porque los títulos públicos están exentos de los tributos en cuestión para personas físicas. Abad dijo ayer haber sido “sorprendido” por el dictamen de los hombres de Sturzenegger.

En caso de un dictamen en favor de gravar las letras del BCRA, de no mediar amnistía alguna, el efecto podría ser retroactivo hasta 6 años, plazo de prescripción impositiva.