Las bolsas del mundo en caída

Wall Street aceleró hoy su caída siguiendo la tendencia de las bolsas mundiales inquietas por la economía, las perspectivas monetarias y la caída del crudo: el Dow Jones pierde 2,05% y el Nasdaq 2,17%.

El índice industrial Dow Jones dejaba 332,08 puntos a 15.872,00 y el Nasdaq, de valores tecnológicos, cedía 94,74 unidades a 4.268,41.

El índice extendido S&P 500 dejaba 39,78 puntos (2,12) para ubicarse en 1.840,27.

En la última jornada de la semana pasada, la Bolsa de Nueva York cerró en baja tras una lectura pesimista de los indicadores estadounidenses del mercado de empleo en enero.

“Los nervios de los inversores siguen de punta debido al crecimiento y las divisas y las incertidumbres sobre las intenciones de la Reserva Federal (Fed)” de Estados Unidos, comentaron analistas de la firma de corretaje Charles Schwab.

Las cifras del mercado de empleo en Estados Unidos fueron decepcionaron porque mostraron que enero se crearon menos puestos de trabajo de lo esperado, pese a una tasa de desocupación en baja y un aumento del salario por hora.

El mercado espera tener más datos el jueves cuando la presidenta de la FED, Janet Yellen, comparezca ante el Congreso el miércoles y el jueves.

Pero además, el mercado de petróleo, en continua caída, seguía presionando a Wall Street con una nueva jornada en la que se mueve a la baja.

Las bolsas europeas abrieron en alza pero cuando el crudo se oriento a la baja poco a poco entraron en rojo y todas se derrumban.

El Ibex de Madrid se derrumba más de 3%, el DAX de Fráncfort 2,7%, y el FTSE100 de Londres 2,4%, mientras que el CAC de París lo hace 0,7%.

Los sectores europeos bancario, de la industria automotriz, construcción y tecnología caían entre un 2,6 y un 2,9 por ciento.

“Es un ambiente de mercado difícil. Habría esperado un rebote en el mercado pero tras las acciones de la semana pasada, ciertamente ya no está sobre la mesa. El flujo de noticias económicas tiene que mejorar. Hasta el momento no lo ha hecho a una escala decisiva”, dijo Gerhard Schwarz, director de estrategia bursátil en Baader Bank de Múnich.

Las acciones europeas y estadounidenses cayeron con fuerza el viernes, después de que un dato de empleo de Estados Unidos mostró que el sector creció a un ritmo más lento de lo previsto en enero. Algunas cifras económicas recientes en China, la segunda mayor economía del mundo, también han decepcionado.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio rebotó el lunes en una sesión volátil, cortando una racha de cuatro días de pérdidas, luego de que la debilidad del yen contrarrestó las preocupaciones sobre las débiles ganancias de las compañías japonesas y una caída de las acciones en Estados Unidos.

Contra la corriente, Nikkei avanzó un 1,1%, a 17.004,30 puntos después de retroceder hasta 16.552,30 unidades en el comercio de la mañana, su nivel más bajo desde el 22 de enero. El mercado pasó a terreno positivo después de que el dólar avanzó por encima de 117 yenes.