La justicia de New York citó una audiencia para el 13 de abril, el 14 debería cancelarse la deuda

La Cámara de Apelaciones de Nueva York le sumó ayer, en plena Semana Santa, una nueva parada al calvario. Convocó recién para el 13 de abril a la audiencia luego de la cual definirá si convalida o no el levantamiento de las cautelares ordenado por el juez Thomas Griesa.

El gobierno argentino y el fondo NML, uno de los acreedores que más duro se mostraron en su momento, le habían solicitado la semana pasada a la Cámara que llamara a la audiencia para el 5 o 6 de abril a más tardar; de esa manera se podía hacer tiempo de emitir los bonos para concretar el pago de deuda el 14.

Aun si la Cámara confirmara el fallo de Griesa a favor de la Argentina y el levantamiento de las cautelares el mismo 13 en que se hace la audiencia, sería muy complicado para el país cumplir con el pago a los acreedores al día siguiente. Por eso, en la Secretaría de Finanzas ayer trabajaban en varias alternativas.

El día 14 de abril había sido, después de todo, una fecha tentativa que se fijó para alinear a bancos e inversores. Sin embargo, según había declarado a la prensa el 29 de febrero pasado el mediador Daniel Pollack, está estipulado en un principio que preacuerdo se caiga si no se cumple con esta fecha a las 12 del mediodía de la hora de Nueva York.

En un escrito presentado ayer ante la Corte de Apelaciones, bonistas minoristas reiteraron su pedido al tribunal de que revierta el levantamiento de las medidas cautelares para sus demandas. Dicen que el cambio de gobierno y la presentación de una oferta de pago no ha implicado un “cambio de circunstancias”. A lo largo del día de ayer hubo otras presentaciones.

El gobierno de Obama se presentó el miércoles como “amicus curiae” de la Argentina a favor del fallo de Griesa que prevé el levantamiento de los embargos. Lo hizo con un escrito de 23 páginas ante la Corte, en el que respaldó “una rápida solución del conflicto” para facilitar el retorno de la Argentina al mercado, y subrayó que “desde la toma de posesión del presidente Macri en diciembre, la Argentina ha adoptado medidas importantes para normalizar sus relaciones con sus acreedores”.

“El Ministerio de Hacienda destaca el apoyo brindado por el gobierno de Estados Unidos”, dijo ayer Bruno. “El amicus ratifica la necesidad de proceder con el levantamiento de todas las cautelares para que la Argentina pueda implementar los acuerdos de cancelación de deuda firmados con los distintos acreedores con el producido de una emisión de bonos”, agregaron desde el Gobierno.

Gobierno no descarta acordar nueva fecha con holdouts por cierre de acuerdo. El asesor Eugenio Bruno dijo que la fecha del 14 de abril prevista para cerrar la operación “puede ser ajustada de común acuerdo” para que buitres “no pierdan su condición de acreedor con preacuerdo vigente”. Es por la audiencia del 13 de abril en la Cámara de Apelaciones de Nueva York.

Por otro lado. Es noticia hoy. Decisivo apoyo de los EE.UU. para que la Argentina pueda salir del default. El gobierno de Barack Obama hizo una presentación ante la Justicia de ese país para que se allane el camino al acuerdo con los holdouts.