La detención de Lázaro Báez y Pérez Gadín

Detuvieron a Lázaro Báez por lavado y declara hoy ante el juez Casanello. El empresario fue llevado esposado a la comisaría 23 en el marco de la causa que investiga el lavado de u$s5,1 millones en La Rosadita. Su hijo Martín quedó con custodia.

Báez pasó la noche en prisión y declara hoy ante el juez Casanello. El empresario kirchnerista fue detenido ayer en el aeropuerto de San Fernando por orden del magistrado, que lo acusa de lavado de dinero y le tomará indagatoria esta mañana en Comodoro Py. También cayó preso su contador, Daniel Pérez Gadín.

Bonadio denunció amenazas por la indagatoria a Cristina. Sospechas de corrupción. El juez que mostró una página web en la que convocan a escracharlo.

Lázaro Báez, el empresario con mayores vínculos económicos con la familia Kirchner y hasta hace poco un poderoso zar de la obra pública en la Patagonia, fue detenido ayer acusado de lavar cinco millones de dólares provenientes de la evasión fiscal de su constructora a través de la operatoria de la cueva financiera SGI, conocida como “La Rosadita”. Daniel Pérez Gadín, contador del empresario y controlador de SGI, también fue detenido, pero en su casa de la Capital.

Lázaro Báez enfrenta un complejo escenario judicial:

Alto Calafate
La Cámara Federal debe decidir si el juez federal Daniel Rafecas o su par Julián Ercolini será el encargado de investigar la relación comercial de Báez con los hoteles de la familia Kirchner. La sospecha es que hubo una ocupación ficticia de habitaciones destinada a fraguar ingresos para ser lavados

Los Sauces
El juez federal Claudio Bonadio quedó a cargo de la nueva pesquisa sobre los millonarios alquileres de inmuebles que Báez les pagó a los Kirchner a través de la sociedad Los Sauces. La denuncia la presentó la diputada Margarita Stolbizer sobre la base de una investigación de un periódico.

La Rosadita
El juez federal Sebastián Casanello investiga a Lázaro Báez -y por esta causa lo detuvo ayer- por presuntas operatorias de lavado de activos a través de la financiera de Federico Elaskar, SGI, conocida como “La Rosadita”. Allí fue donde se grabó el video cuya difusión reactivó la causa

Facturas truchas
El mismo juez Casanello también investiga a Báez por el ingreso de facturas truchas de Bahía Blanca en Austral Construcciones para determinar si se utilizaron en las maniobras de supuesto lavado. Esta maniobra, según el juez, fue una extensión de la misma maniobra que terminó con el dinero en SGI.

La indagatoria que ya había sido adelantada, será finalmente hoy a primera hora, en medio de la ruptura del empresario con Cristina y Máximo Kirchner.

El mayor de los hijos varones del dueño de Austral Construcciones, quedó anoche con consigna policial y se reunió con sus abogados. Su indagatoria iba a realizarse el viernes, pero se adelantó para esta manaña. Lázaro también declararía en la causa que investiga a Ricardo Echegaray, ex titular de la AFIP y quien la semana pasada dijo que el empresario K iba a “terminar preso”.

A Lázaro le soltaron la mano y de eso ya no hay ninguna duda. Después de ser el principal benefactor de la obra pública durante el kirchnerismo con el 78,4% de las licitaciones y de cosechar millonarios negocios con Néstor Kirchner y que continuaron expandiéndose con la ex Presidenta y su hijo Máximo, ayer quedó detenido como símbolo de un fin de ciclo.

Cuando le golpearán la puerta a Bodou?