Gremios y oposición quieren discutir Ganancias con Macri

Luego del anuncio de Macri ante el Congreso, en el que dio luz verde para debatir “cuanto antes” las escalas del impuesto a las ganancias, la oposición se unió en su decisión de impulsar los proyectos de ley que contemplen reformas de fondo en el tributo que pesa sobre los salarios.

Hay 4 puntos que para la oposición son primordiales y en los que hay coincidencias, incluso con aliados del oficialismo, como Elisa Carrió. Ellos son: elevar el mínimo no imponible a una cifra mucho mayor que los $30.000 brutos que anunció el Presidente; modificar las alícuotas, cuyos valores están congelados desde hace una década y media; actualizar los montos de manera anual, en línea con la movilidad jubilatoria y el salario mínimo, y eximir del alcance del tributo a los jubilados.

Ninguna de las tres vertientes de la CGT es ajena a este ajedrez. Sus líderes, Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Antonio Caló, escenificaron hace unos días la unidad de la central obrera con su reclamo por Ganancias. Coincidieron los tres en que el tributo alcanza cada vez a más trabajadores y que el anuncio del Gobierno no resolvió la problemática. Indicaron que la situación se agudizaría cuando se concretaran las subas acordadas en las rondas paritarias.

Desde la CGT una docena de diputados de extracción sindical, aunque su influencia es aún mayor: cuentan con espadas que tallan en el massismo y el kirchnerismo, las dos fuerzas opositoras con más poder. Entre ellos está Facundo Moyano (FR). El hijo del jefe camionero avanza con su par Graciela Camaño, que es la esposa de Barrionuevo, en la creación de un observatorio legislativo sobre temas sindicales. En el corto plazo será otra excusa para ensayar la reunificación de la central obrera.

Alícuotas y jubilados. Coinciden en ello incluso con aliados del oficialismo, como Elisa Carrió; también proponen modificar las alícuotas del impuesto, revisar la actualización de los montos y eximir del pago a los jubilados

Coincidencias. La mayoría de las fuerzas opositoras y las tres CGT acuerdan en la necesidad de modificar el impuesto a las ganancias, aunque difieren en el monto a partir del cual debería pagarse el tributo