Grecia arrastra a los mercados

Corralitos, bancos cerrados, y bolsas en caída, parece que hablamos de Argentina en el 2001, pero no, es Europa, y Grecia.

Grecia arrastra a las bolsas de Europa que caen hasta 4%. La posibilidad de que Grecia salga del euro hunde a las bolsas europeas, ante el renovado temor de los inversores luego de que Atenas sus bancos e impuso controles de capital por un agravamiento en sus problemas de deuda, en una especie de corralito a la griega, a lo que se suma la decisión del gobierno heleno de llamar a un referendo para el próximo domingo donde los ciudadanos deberán elegir si rompen con Europa.

Las bolsas europeas se desplomaban hoy después de que Grecia cerró sus bancos e impuso controles de capital por un agravamiento en sus problemas de deuda.

A media sesión, el índice Ftse 100 de Londres resta un 1,35%, el Cac de París pierde un 3,39%, el Dax de Francfort baja un 3,34%, el Ibex de Madrid cae un 3,81%, el Ftse Mib de Milán retrocede un 3,73% y el PSI de Lisboa desciende un 4,13%.

Pero en la apertura de la jornada bursátil, los principales índices de Europa cayeron hasta un 5%, lo que supone la peor caída en una sesión desde finales del 2011.

Las bolsas asiáticas también se vieron golpeadas por la crisis en Grecia. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó hoy a un mínimo en más de una semana luego de que el riesgo de que Grecia caiga esta semana en un impago de su deuda se disparó drásticamente.

El Nikkei cedió un 2,9%, a 20.109,95 puntos, su nivel de cierre más bajo desde el 19 de junio. Esta fue su mayor caída diaria desde el 6 de enero.

El gobierno griego dispuso anoche el cierre de la bolsa y un feriado bancario de seis días y una restricción para retirar depósitos de los bancos de hasta 60 euros diarios. La medida había sido anticipada por el primer ministro griego, Alexis Tsipras, en un discurso en el que cargó contra el Eurogrupo por no facilitar una salida de emergencia a las negociaciones para evitar mañana un default con el FMI.

Grecia decidió cerrar los bancos hasta el 5 de julio e imponer controles de capitales que reflotaron la perspectiva de que el país se verá forzado a salir del euro. Después de que las negociaciones del rescate entre el gobierno de izquierda y los prestamistas extranjeros fracasaron, el Banco Central Europeo congeló el vital respaldo financiero a los bancos griegos, dejando a Atenas sin otra opción que cerrar el sistema para evitar un colapso bancario.

El país heleno tiene menos de 48 horas para repagar 1.600 millones de euros (1.770 millones de dólares) al Fondo Monetario Internacional, y una moratoria desencadenaría una serie de eventos que podría conducir a la salida del país del bloque monetario.

Pero después de que Tsipras enfureció a los prestamistas internacionales de Atenas con el anuncio de un referendo el próximo domingo sobre los términos de un acuerdo de dinero a cambio de reformas, las esperanzas de un avance de última hora están desapareciendo rápidamente.

Tokio

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó el lunes a un mínimo en más de una semana también afectado por la preocupación luego de que el riesgo de que Grecia caiga esta semana en un impago de su deuda se disparó drásticamente.

El Nikkei cedió un 2,8 por ciento, a 20.109,95 puntos, su nivel de cierre más bajo desde el 19 de junio. Esta fue su mayor caída diaria desde el 6 de enero.