Gobierno con quórum para sesión fondos buitre

El Gobierno se garantizó el quórum para sesionar hoy en Diputados y aprobar la ley ómnibus que permitirá cerrar un acuerdo con los fondos buitre y así salir del default. La tranquilidad llegó después de que el peronismo desistiera de pedir que se levantara la sesión, por la apelación pendiente en Nueva York al fallo del juez Thomas Griesa. Lo hizo después de las explicaciones que le dio este lunes Luis Caputo a los jefes de bloque para bajar la presión de quienes pedían postergar la sesión después de la decisión de la Cámara en Nueva York dando plazo hasta la semana del 4 de abril para decidir sobre las apelaciones.

La sesión especial está convocada para las 12 y el oficialismo cerró ayer acuerdos con varios bloques que le garantizan el quórum y los votos necesarios para aprobar el proyecto, que el Gobierno espera sea el punto de partida para volver a los mercados internacionales y así reactivar una economía estancada hace cuatro años. Se espera un debate maratónico hasta entrada la madrugada de mañana.

El oficialismo logró despejar ayer las dudas expresadas el fin de semana por sectores de la oposición que ya habían decidido acompañar el proyecto, surgidas por el fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York que dejó en suspenso el levantamiento del embargo contra la Argentina que había sido dispuesto por el juez Thomas Griesa, hasta decidir las apelaciones al fallo.

Por la mañana, en el despacho del presidente de la Cámara, Emilio Monzó, el secretario de Finanzas, Luis Caputo y otros funcionarios recibieron a Oscar Romero y Diego Bossio, del bloque Justicialista, que habían pedido suspender la sesión. Al salir, ratificaron que su bancada iba a contribuir al quórum. Al mediodía, el jefe del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri, afirmó que ya tenían el quórum de 129 legisladores asegurado. Según las estimaciones, sumaban a los 89 propios los 17 del PJ disidente y otras bancadas menores que también estaban dispuestas a apoyar el proyecto.

En suspenso quedó hasta la tarde la decisión del Frente Renovador de Sergio Massa. Tras reunirse con sus economistas, el ex intendente de Tigre anunció finalmente que darán quórum (aseguró que nunca estuvo en duda) y que habían acordado un cambio que condiciona toda la ley al levantamiento de todas las cautelares y restricciones contra la Argentina en la Justicia estadounidense. “Esto obliga a los buitres a jugar con la Argentina ante la Corte (de Apelaciones)”, ya que de otro modo no podrían cobrar, explicó Massa, en un día en que afloraron fuertes chispazos con el presidente Macri, luego de que este expresara que al tigrense a veces “lo puede la ventajita de corto plazo” (ver página 4).

Con la aprobación del proyecto en general garantizado, el cambio pedido por el massismo implicó un giro más en las negociaciones del articulado. Ya el bloque PJ, los socialistas y otros sectores habían puesto el foco en el artículo 5, que establece que los pagos a los buitres se harán “previo dictado” en la Justicia estadounidense del levantamiento de las ordenes ‘pari passu’ y de todas las cautelares. Y reclamaron una redacción más contundente. “Si no se consolida el fallo no se gatillla el pago”, resumió Darío Giustozzi (Juntos por Argentina). El giro massista es que el artículo 5 pasa al 2 y “condiciona todo el resto de la ley”, señaló Massa. El artículo 1 es el que deroga la ley Cerrojo (que impedía reabrir el canje) y la de Pago Soberano (que en 2013 cambió la sede de pago de Nueva York a Buenos Aires).

En diálogo con la prensa, Monzó consideró que las modificaciones concedidas “refuerzan” el proyecto”. Señaló que habrá debate con los que pretenden un tope al endeudamiento (que sería de u$s 11.684 millones) y admitió: “Estaríamos dispuestos a hacerlo si es necesario”. Trascendió que ya lo habrían acordado con el bloque PJ.

En tanto, el Frente para la Victoria mantendrá su postura de no dar quórum, para sentarse a dar el debate una vez constituido. Con fuertes ruidos internos en la última semana, habrá que ver si los disidentes con el kirchnerismo duro y los camporistas del bloque, terminan sacando los pies del plato. Tras el nuevo fallo de Nueva York, insistían en pedir la suspensión de la sesión (ver “El FpV endurece…”).

Al Congreso se movilizarán militantes K con la consigna “patria o buitres” y también la izquierda, que votará en contra. Los 4 socialistas darán quórum y votarán a favor “si se incluyen los cambios que pedimos”, señaló Alicia Ciciliani. Uno es la creación de una comisión bicameral de seguimiento de la deuda. Margarita Stolbizer, de GEN, había cuestionado los “superpoderes” al Jefe de Gabinete para reasignar partidas en relación con la deuda, previstos en la Ley de Administración Financiera. Pero ayer sostuvo que es “atendible” el argumento del oficialismo de no hacer este cambio ahora.

Para Pichetto, que conduce un bloque de 40 sobre 72 senadores, lo que lo convierte en hombre clave para el Gobierno, este nuevo fallo “deja latente el riesgo para la Argentina de seguir atrapada, aun pagando a los bonistas que acordaron, por la posibilidad de que se vuelva a colocar una nueva medida cautelar en la Corte de Apelaciones que le impida pagar”.