Elecciones presidenciales Jair Bolsonaro arrasa en Brasil y queda con amplia ventaja para el balotaje con Fernando Haddad

El ex capitán del Ejército sacó una diferencia de casi 17 puntos. Ese margen marca una tendencia sobre lo que puede ocurrir en la segunda vuelta el 28 de octubre.  

En una cosecha de sufragios superior a lo que se esperaba, el candidato de la ultraderecha Jair Bolsonaro obtuvo este domingo un 46,03% de los votos, por lo que competirá en el balotaje del 28 de octubre con su principal opositor, el petista Fernando Haddad, quien recibió 29,28% (con el 99,99% de las mesas escrutadas). Estos porcentajes de votos marcan una tendencia sobre lo que podrá ocurrir en la segunda vuelta.

El liderazgo del ex capitán del Ejército fue previsible: resultó ligeramente superior a lo que había anticipado la encuesta de Datafolha publicada este domingo. Pero el dato central, poco mencionado hasta ahora, es la distancia que media en los votos efectivos de ambos postulantes. El ex ministro de Lula logró acumular 29,2 millones de adherentes. Bolsonaro, en cambio, superó los 47,9 millones. Para que el académico del Partido de los Trabajadores (PT) llegue a imponerse, tendría que dar un salto de una envergadura extrema si pretende superar al diputado. Es más, con esas cifras en mano es posible predecir una victoria del ex militar el próximo domingo 28 .

Lo cierto que es ahora se inician 20 días de profunda zozobra e incertidumbre. ¿Qué puede predecirse de la conducta de Bolsonaro? ¿Participará de debates televisivos con Haddad o mantendrá su estrategia de priorizar las redes sociales? Hasta ahora su táctica de no exponerse más de la cuenta le dio resultados asombrosos. Claro que lo ayudó a permanecer fuera del contacto físico con su electorado el terrible atentado del que fue objeto durante un acto en Juiz de Fora (Minas Gerais). El ex capitán puede o no aceptar la discusión pública con Haddad. Nada ni nadie lo obliga. Su experiencia en ese terreno no le fue favorable: el único encuentro que protagonizó con sus adversarios, que fue el primero de ellos en la TV Bandeirantes, resultó en una discusión con Marina Silva. La candidata lo obligó a abandonar la actitud contemplativa que había ensayado hasta ese momento.