Duras paritarias para todos y todas

Antonio Caló, el secretario general de la Confederación General del Trabajo, se manifestó hoy partidario de “paritarias libres o la percepción de una suma fija mensual de entre $4.000 y $5.000 pesos por un semestre para todos los trabajadores”.

También sostuvo que es momento de perseguir la unidad del movimiento obrero organizado. Asimismo reclamó “una malla de contención” para evitar “el desfasaje de precios de los productos desde su origen hasta las góndolas de los supermercados”, y manifestó “la preocupación de los gremios y empresarios industriales por la liberación de licencias para importación”.

En una entrevista radial, Caló definió a la actual situación social como “complicada por los aumentos de precios y tarifas”, consideró que “llega el tiempo de unidad en el movimiento obrero” y descartó volver a postularse como titular de la CGT.

Del tema paritarias, indicó que “tienen que ser libres porque cada gremio sabe lo que tiene que pedir, ya que hay algunos que pueden negociar porcentajes de incremento del 40% y otros que no pueden sacar más del 20%”.

No obstante consideró que “el gobierno podría disponer que se otorgue a todos los trabajadores una suma fija mensual de entre 4 y 5.000 pesos por un semestre, y luego habilitar las negociaciones en paritarias”.

Tras confirmar que la semana que viene asistirá a la convocatoria del presidente Macri a un encuentro en la Casa de Gobierno junto con los titulares de las otras CGT, Hugo Moyano y José Luis Barrionuevo, y otros gremialistas, el líder metalúrgico (UOM) consideró que pueden depositarse algunas “expectativas en el diálogo”.

Sobre la posibilidad de realizar un planteo en conjunto las tres CGT, sostuvo: “Esperemos que antes de ir a la Casa de Gobierno nos juntemos y vayamos con propuestas que beneficien a todos los trabajadores, más allá de las diferencias de matices que podamos tener entre nosotros”.

El jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, pidió al gobierno actual que “no se meta” en la discusión salarial, al retrucar que “si son libres las paritarias, son libres”, y reclamó que “se dedique” a “arreglar los problemas del Estado”.

“Que no se meta el gobierno, que se dedique a ver de qué manera arreglar los problemas del Estado. Si son libres las paritarias, son libres. Que deje que discutamos nosotros con los empresarios cuál va a ser el monto que vamos a acordar”, apuntó.

Se destacó que “el gobierno tendrá que arreglar de qué manera puede bajar la inflación” y los gremios “de qué manera no perder el poder adquisitivo”.

Para finalizar Vidal aún no logra cerrar paritarias con los maestros en Provincia de Buenos Aires, para comenzar sin problemas las clases, aunque aún tiene tiempo para llegar al 29 de febrero con una solución.