Dilma en problemas mais grande do mundo

Rousseff en problemas mis grande do mundo. El principio del fin está llegando para Dilma Rousseff. Esta noche, en una jornada que se extendió durante más de 9 horas, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el juicio político en contra de la Presidenta. La oposición consiguió los 367 votos necesarios a favor del impeachment, mientras que el Gobierno consiguó 137 votos en contra. Además, se registraron 7 abstenciones y 2 ausentes.

Dilma seguirá siendo la presidenta hasta tanto el Senado trate el pedido de juicio político. De acuerdo con opinión de expertos citados por diferentes medios brasileños, esto sucedería entre el 10 y el 11 de mayo próximo.

Dilma, cerca del final: aprueban por amplio margen el juicio político

La Cámara de Senadores deberá conformar una comisión especial de 21 miembros que vote si está a favor o no de continuar con el proceso para investigar a Rousseff. En el caso de obtener un dictamen favorable, los 81 legisladores de la Cámara Alta deberán decidir si ratifican el proceso contra la Presidenta, lo que se aprueba con mayoría simple.

Si el plenario de la Cámara de Senadores habilita el juicio político, automáticamente Dilma quedará suspendida y tendrá 20 días para presentar su defensa. Mientras tanto, durante los 180 días que dura el proceso de impeachment, Michel Temer, el vicepresidente de Brasil y líder del partido ex aliado del Gobierno, asumirá como Jefe de Estado interino. El senado también tiene la posibilidad de votar la destitución, que necesita mayoría absoluta para ser aprobado (2/3 de la cámara).

Al final del proceso, si la Cámara decide que Rousseff es culpable de los delitos por los que se la acusa, dejará de ser la presidenta y no podrá asumir cargos públicos por los siguientes 8 años, lo que significaría el fin de su carrera política.

El proceso pasa ahora al Senado. Si la Cámara alta, que el gobierno no controla, acepta el caso, la presidenta será suspendida y asumirá en su lugar el vice Temer. El juicio puede durar hasta seis meses.

En Rio de Janeiro, la playa de Copacabana recibía a los manifestantes de ambos bandos. El primer en llegar fue el de las camisetas rojas, verdes y amarillas. Ellos, los que están contra la deposición de la presidenta. Un poco más tarde, fueron a ocupar el mismo espacio los que están a favor de la salida de Dilma. Otras ciudades han visto marchas idénticas: Salvador, Belem, Belo Horizonte.

DILMA PERDE A BATALHA DO IMPEACHMENT NA CÂMARA E PROCESSO VAI AO SENADO
Manifestantes pró-impeachment comemoram; petistas choram