Deutsche Bank cae 9%

Las bolsas europeas caen con fuerza a media jornada de hoy, y tocaron su menor nivel en ocho semanas debido a las preocupaciones renovadas sobre la estabilidad de Deutsche Bank que afectaban al sector bancario.

El índice FTSE-100 de Londres perdía 1,28%, el Dax de Francfort 1,58% y el CAC 40 de París 1,35%.

Las acciones de Deutsche Bank caían casi un 9% por debajo de los 10 euros por primera vez después de que Bloomberg dijo que algunos fondos de cobertura que compensan operaciones de derivados con el banco habían retirado efectivo en exceso y habían ajustado posiciones, una señal de que las contrapartes son cautelosas de hacer negocios con él.

El día viernes, en un comunicado la entidad Deutsche reiteró que sus clientes de operaciones seguían apoyándolo en gran medida.

Las bolsas de Asia cedían también en medio de la inquietud sobre la salud de Deutsche Bank y los precios del petróleo se alejaban desde unos máximos en un mes por el escepticismo sobre el nuevo plan de la OPEP para reducir su bombeo.

En tanto Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 1,5 por ciento luego del reporte de unos datos de consumo e inflación más débiles que lo esperado. En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghai y Shenzhen subía un 0,3%.

En la jornada del día de ayer, Wall Street retrocedió cerca de un 1 por ciento luego de que las acciones de Deutsche Bank se desplomaron a un mínimo histórico por un reporte que dijo que sus clientes comerciales habían retirado un exceso de efectivo y reajustado posiciones en el mayor prestamista alemán.

La causa inmediata de la crisis de Deutsche Bank es una multa del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre la venta de valores respaldados por hipotecas que podría ascender a 14.000 millones de dólares.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo retrocedían después de trepar un 7 por ciento en dos días después de que la OPEP acordó su primer recorte de producción en ocho años. Algunos analistas dudan que la reducción pueda afectar significativamente la superabundancia global de crudo.