Cajas de ahorro gratuitas y con sólo presentar DNI en el BCRA

A fines de marzo, el BCRA anunció que todas las cajas de ahorro serían gratuitas. La medida, que entró en vigencia el primero de abril último, “implica que hay un nivel de bancarización básico que será universal y gratuitamente accesible a todos los ciudadanos”, dijo en ese entonces la entidad. El viernes, el Banco Central (BCRA) dio un nuevo paso hacia la tan ponderada inclusión financiera. De ahora en más sólo se necesitará presentar el DNI para solicitar la apertura de una caja de ahorro en un banco y vincularla con una tarjeta de débito, lo que genera una vía de acceso a la bancarización para personas que no cuentan con un domicilio o un servicio público a su nombre.
Así, mediante la comunicación “A” 6050, el BCRA redujo los requisitos que los bancos deben solicitar al cliente para abrir una caja de ahorro.

El BCRA eliminó los costos de las transferencias realizadas por cajero o home-banking y autorizó a las entidades bancarias a incrementar las comisiones que cobran a sus clientes hasta un máximo del 20%.

Se obligó las entidades bancarias a comunicar de estos cambios con un plazo de antelación no menor a 60 días.

En abril también, el Central comenzó a publicar las tablas comparativas de los valores que los bancos cobran a sus clientes por los distintos productos: ya sea caja de ahorro, cuentas corrientes, paquetes, tarjetas de crédito y paquetes destinados a los beneficiarios de planes sociales.

“De ese modo, los usuarios de los servicios financieros contarán con mayor información para tomar mejores decisiones y elegir al banco que mejor se ajuste a sus necesidades”, sentenció la entidad bancaria dirigida por Federico Sturzenegger.

Desde agosto el directorio del Banco Central (BCRA) avanzó en su proceso de ‘portabilidad‘ de los servicios bancarios y permitió que los empleados en relación de dependencia puedan elegir el banco donde tener su cuenta sueldo.

También estableció que los trabajadores de regímenes especiales, como el agrario y el de trabajo doméstico, puedan ser pagados con esas cuentas y que los plazos fijos en pesos o dólares puedan ser transferidos de banco a banco.

Desde noviembre se podrá cerrar cuentas y dar de baja servicios sin ir a la sucursal, por Internet (home banking).