Caída de petróleo en Estados Unidos y Europa

Los precios del crudo sufrían una fuerte caída este martes, reflejando la creciente preocupación de que una subida de dos meses pueda estar desvaneciéndose, mientras parece que los suministros seguirán subiendo, con escasas perspectivas inmediatas de que la demanda siga el ritmo.

El barril del petróleo estadounidense WTI bajaba el 3,33% y cotizaba a 38,08 dólares para entrega en mayo. Mientras que el crudo europeo Brent, que se extrae del Mar del Norte, padecía un descenso del 2,96% y se ubicaba en casi USD40 para entrega en junio.
Su precio ha subido más de un 45% desde mediados de febrero, antes de la reunión que realizarán en abril los principales productores para discutir una congelación del bombeo.

Kuwait reveló el martes que acordó con Arabia Saudita reanudar el bombeo en el yacimiento Khafji, que operan de forma conjunta y cerró en octubre de 2014 por razones medioambientales, mientras producía entre 280.000 y 300.000 barriles por día.

Ante el incremento en los inventarios, las señales de que algunos miembros de la OPEP están perdiendo cuota de mercado y la escasa evidencia de un repunte fuerte en la demanda, los analistas estiman que es probable que el petróleo se mueva dentro de un rango.

Miembros de dentro y fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo se reunirán el 17 de abril en la capital de Qatar, Doha, para tratar un congelamiento del bombeo para respaldar los precios.