Bono por u$s1087 millones atada a la devaluación

El bono duplicó lo que esperaba recaudar. El Gobierno se aprovechó de la expectativa de devaluación que aflora entre los inversores y colocó ayer bonos dollar linked por u$s1087,5 millones, que pagarán en febrero de 2017 una tasa del 0,75% más la depreciación del tipo de cambio. La expectativa por el título Bonad 2017 fue tal que el Ministerio de Economía tomó más del doble de deuda de la que había salido originalmente a buscar.

El Gobierno de Cristina Fernández colocaría más deuda de los u$s 500 millones que se había puesto como conservadora meta. La resolución conjunta de las secretarías de Hacienda y Finanzas autorizaron a emitir Bonad 2017 por hasta u$s1500 millones. Según comunicó el Ministerio de Economía, el Ejecutivo recibió ofertas por u$s1384 millones, o 2,8 veces más del piso que se había impuesto.

Los inversores aceptaron rendimientos nominales negativos, al convalidar un precio de corte de u$s 106 por cada lámina de cien dólares de valor nominal. Así, el Palacio de Hacienda capturó $10.652 millones, a un tipo de cambio oficial de $9,24.

El Bonad 17 es un bono dollar linked que pagará un cupón de 0,75% más la devaluación oficial del peso de aquí al 22 de febrero de 2017.

Los bancos ya sentían cierto rechazo por los bonos en pesos atados a las Lebac, porque los rendimientos de estas Letras son determinados discrecionalmente por el Banco Central. Sugerían, en general, la propuesta de diseñar títulos vinculados a la Badlar privada, la tasa de interés promedio que rige para los depósitos mayores al millón de pesos y que surge de una encuesta que hace entre bancos el organismo oficial. También veían la oferta con cierto resquemor, porque los dejaba cada vez más expuestos al sector público y los hacía más vulnerables ante un eventual incumplimiento fiscal. Frente a esto, muchos de ellos empezaron a pedir a la mesa de dinero del Banco Central que les recomprara estos títulos de manera que pudieran “descargarlos” en la institución. Este mecanismo se fue aceitando y fue lo que explicó el éxito de las últimas colocaciones.

Un Gobierno que pide que no se dolarice, y emite bonos de deuda dolarizada…. suena a “controversia ganada”?