Bono Kicillof 2015

a-Bono Kicillof 2015. El ministro anunció el canje anticipado del Boden y a cambio entregará Bonar 2024 con una tasa elevada. Así busca quitar presión sobre las reservas de dólares.

En el día de ayer el Ministro de Economía Kicillof, anunció con bombos y platillos el canje anticipado del Boden con las siguientes opciones.

Opción 1: Entregar los Boden 15 y llevarse a cambio 97 dólares (un dólar menos de lo que cotizaba ayer en el mercado). En este caso, el inversor cobra 10 meses antes que lo previsto, pero a cambio de acortar el plazo resigna 10 dólares: 3 porque vende bajo la par, y 7 de los dos cupones que restan pagar, en abril y octubre del año próximo.La pregunta es porqué vender a 97 dólares lo que ayer se transaba a 98 dólares. Una posibilidad es que como no hay intermediarios el inversor se ahorra los costos de comisión o, en otras palabras elimina la diferencia entre precio de compra y precio de venta. Un incentivo tal vez marginal es que quien quiere vender sus Boden 15 contra dólares en la Bolsa (dólar contado con liqui local, o dólar MEP) hoy no puede hacerlo, porque el Gobierno bloqueó esa operatoria. Hacerse de dólares vendiendo el bono al Gobierno es una posibilidad que se abre.

Opción 2: Comprar directamente los Bonar 2024 con dólares. Y aquí e problema es que ya no quedan dólares a la vista. Los bancos y las aseguradoras fueron obligados a reducir sus posiciones en dólares en los últimos meses.En cualquier caso, los dólares que se perderían de las reservas por el pago al contado de los Boden 15 se recuperarían por la ventanilla de venta de los Bonar 24. Esta nueva emisión se hará hasta los 3.000 millones de dólares.

Opción 3: Entregar Boden 15 y a cambio llevarse Bonar 24. En este caso, el atractivo sería garantizarse una inversión a una alta tasa de retorno (ayer el Bonar rendía 9,5% anual, hasta el 2024. No es poco, cualquier bono de un país emergente, a ese plazo, rinde casi la mitad. La relación de cambio, según cuentas de los financistas, era equilibrada, es decir que el Gobierno no ofrece ningún incentivo extra a pasarse del Boden 15 al Bonar 24. Cualquier lo podía hacer ayer en el mercado, si así lo deseara.

En el mercado ayer se instaló un poco más la sensación de que esta operación fue diseñada, para alejarse de los fondos buitre, que retomarán la carga sobre la Argentina cuando venza la cláusula RUFO, el último día del año.