Bonar 2017, otro camino de dolarización

Frente a los reclamos del Bonar 2024 por parte de los Fondos Buitres, el Bonar 17 toma fuerza ya que rinde aproximadamente 9.5% y se accede antes que el 2024.

 

Cuales son los motivos que llevan a brokers y analistas a manejarse de manera más cauta a partir de ahora en lo relativo a inversiones en pesos?

• El Banco Central de la República Argentina sigue su política de bajas graduales de tasas, lo que da menos atractivo a colocaciones en moneda local.
• La cercanía de las elecciones generará una mayor dolarización de carteras, como sucede habitualmente en este período, más en este caso, en el que hay mucha incertidumbre sobre quién ganará.
• La incertidumbre electoral provocará más volatilidad en activos argentinos y es probable que siga la toma de ganancias, por lo que se podría entrar a mejores precios, sobre todo en acciones. Por eso, sería preferible refugiarse mientras tanto en renta fija.
• La caída de tasas junto con la mayor emisión de pesos por parte del BCRA busca allanar el mercado y que haya crédito más barato en los meses previos a las elecciones. El peligro es que se produzca un repunte de la inflación, que aún con el estancamiento de la economía se mantiene en niveles cercanos al 2% mensual. Si sube más la inflación, no sólo podría empezar a despegar el dólar, sino que además se vuelve menos atractivo quedarse en pesos.
• Quedar posicionados en bonos de mediano plazo en dólares que se pueden comprar bajo la par y con cupones del 7% o más es un negocio imposible de conseguir con títulos de otros países. La pelea con los holdouts impacta negativamente en las cotizaciones.

 

El Bonar X es un título que se compra en pesos en el mercado local y paga dólares tanto en el vencimiento del cupón semestral de intereses como en el pago de capital al final. Muchos inversores, además, lo prefieren porque tiene más duración que el Boden 2015. Se supone que una vez que se pague el capital de este último en octubre, la reinversión de los dólares que se paguen irá a buscar el siguiente bono en la curva, que es justamente el Bonar X, que vence en 2017. Algo similar sucedió en su momento cuando venció el Boden 2012.