Aumentará promedio un 30% el ABL en Capital Federal en 2017

No para las propiedades más caras que ya pagan hace años un ABL altísimo, sino para reacomodar los precios de otros barrios, donde el aumento puede llegar hasta el 38%, donde se pagan cifras ridículas de hasta $100 pesos mensuales…

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prevé para 2017 un aumento de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza, el llamado por sus siglas “ABL”, de 30% en promedio -el más alto en los últimos cinco años- y alcanzará hasta el 38%, lo que afectará al 28% de las partidas. Además, las patentes sufrirán aumentos del 17%. Las subas comenzarán a regir a partir del 1° de enero próximo.

El gobierno presentó ayer en la Legislatura el proyecto de presupuesto 2017 y calcula ingresos por 178.223 millones de pesos. La actualización del ABL se determinó por ley en 2011.

El titular de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos, AGIP, Andrés Ballotta, explicó: “El tope del 38% es una medida que se adoptó para proteger al vecino, ya que por la ley vigente, el incremento debería ser de hasta el 100%. En definitiva, el aumento promedio del 30% va a estar por debajo de la inflación de este año”.

La oposición obviamente cuestionó duramente el aumento, principalmente porque no se ajusta a la inflación que el Gobierno prevé para 2017, que sería del 17%.

El detalle del Ministerio de Hacienda, más de la mitad del padrón de 1.800.000 partidas aumentará como máximo $ 62 por mes, en promedio. Mientras que un 8,5% (160.000 partidas) del total continúa exento para jubilados y personas con discapacidad. Las suban se repartirán de la siguiente manera: un 13,5% de las partidas inmobiliarias aumentará menos del 20%; un 27% subirá entre un 20 y un 30%; un 23% tendrá un alza de entre un 30 y un 37%, y un 28%, aumentará hasta 38%.

La oposición porteña rechazó la iniciativa. El legislador Gabriel Fuks, del Frente para la Victoria, aseguró: “Si bien se busca hacer una readecuación en los aumentos desde 2011, un incremento del 30% está muy por encima de la inflación estipulada por el Gobierno (17%) y del cierre de paritarias que fue previsto según ese mismo índice. Este aumento en un impuesto que paga la mayor parte de la población incide directamente en los bolsillos de los porteños. Sólo si el Gobierno calculara que las paritarias del año próximo cerrarán en un 30%, tendría sentido tanto aumento en el ABL. En este contexto recesivo y de caída del empleo y los salarios resulta peligroso atacar el poder adquisitivo de los porteños con un incremento como éste”.

En tanto, la diputada Natalia Fidel, de Eco, aseguró: “Desde que Pro gobierna la ciudad, el ABL aumentó más de un 700%, es decir, siete veces más caro. Sin embargo, no vemos que la ciudad esté siete veces mejor mantenida, ni siete veces más limpia que antes. Además nos preocupa especialmente que el ABL aumenta igual para todos los porteños, pero las comunas del sur siguen teniendo peores servicios que las comunas del norte. Para pagar el ABL todos los porteños somos iguales, pero para recibir servicios hay porteños de primera y porteños de segunda”.

Por otra parte, en el presupuesto 2017 el gobierno porteño prevé una importante inversión en viviendas para la urbanización de villas, un aumento en la partida para Seguridad por el traspaso de los agentes de la Policía Federal, entre otras proyecciones.

“El gasto previsto asciende a unos $ 138.734 millones, lo que significa que el plan de inversiones es de $ 28.083 millones, un 48% más que lo presupuestado en obras durante este año”, explicó el ministro de Hacienda de la ciudad, Martín Mura.

Al igual que el proyecto presentado por el gobierno nacional, se estima un crecimiento del 3,5%, un tipo de cambio con el dólar promedio de $ 17,92 y una inflación del 17%, el mismo porcentaje que se prevé para la suba de la masa salarial de los empleados públicos.

En el año 2017, los ingresos totales subirán un 27,1% respecto de este año; para ese período lo que se recaude por impuestos tendrá una variación superior al 24,1%, proyectándose en $ 157.733 millones. En este ítem, como ocurre habitualmente en el distrito, el 70,6% corresponde al comportamiento del impuesto sobre los ingresos brutos, el 10,4% al impuesto inmobiliario (ABL), el 7% al impuesto sobre vehículo automotor (Patentes), el 9% al impuesto a los sellos y un 3% a ingresos varios.

Horacio Rodríguez Larreta se diferencia notablemente de las anteriores gestiones respecto del dinero que pretende destinar a áreas sociales: la inversión en viviendas, principalmente para la urbanización de villas, subirá el 161% respecto de este año y pasará de $ 3500 millones a $ 9164 millones.

“Este incremento sustancial en Vivienda se corresponde con la política de integración social y urbana impulsada por esta gestión, con el fin de urbanizar las villas 31, 20, Papa Francisco, Fraga y Saldías, entre otras”, se detalló en Hacienda.

Con respecto a estos gastos, la inversión en Educación alcanzará los $ 32.990 millones para el año próximo, lo que representa un incremento del 23% en su presupuesto. En cuanto a Salud, alcanzará los $ 29.403 millones, el 21% más que este año; mientras que Desarrollo Humano y Hábitat ascenderá a $ 14.600 millones, lo que representa 28% más.

En Seguridad, mientras se prepara un proyecto de ley de ordenamiento de la nueva fuerza que cuenta con 25.000 efectivos, se pasará de los $ 5000 millones sancionados originalmente a $ 21.500. Asimismo, para el próximo año, lo destinado a Seguridad alcanzará los $ 29.457 millones. Esta diferencia es aportada por la suba del monto de coparticipación federal que representa el 21,5% de los ingresos calculados para el nuevo ejercicio.

Si bien las inversiones principales se destinarán a vivienda, también se incluye la construcción del Paseo del Bajo, que en rigor será financiada por fondos de la CAF, pero la contrapartida del distrito es de $ 800 millones para el año que viene. También figuran la urbanización de las villas 31 a la que se destinarán $ 1300 millones y para la 20, $ 900 millones. La construcción de la Villa Olímpica, en el sur de la Ciudad, demandará fondos por $ 1200 millones. Los posibles ingresos por la venta de unidades no están calculados en este ejercicio.

En materia de inundaciones se continuará con la inversión para la construcción del aliviador para los arroyos Vega y Cildánez por $ 980 millones.Los sueldos de los empleados públicos alcanzan los $ 82.467 millones, un 27% más que este año. “Este crecimiento contempla un cálculo paritario igual a la inflación proyectada, es decir un 17%”, indicaron en la dependencia oficial.

Para los subtes, se destinará en el orden de los $ 3500 millones para mejorar las frecuencias de las líneas A, B, C y D, y para las extensiones de las líneas E y H. Además se continúa con la expansión del Metrobus, con un presupuesto del orden de los $ 300 millones. El precio del pasaje para este cálculo presupuestario es de $ 7,50 por viaje, aumento que sigue frenado por la Justicia. Aun con esta tarifa, en el Gobierno calculan que el subsidio al subte es de $1500.000.000.-

Los vecinos se encuentran divididos por la decisión, ya que es como el llamado “tarifazo” de servicios, mientras en barrios como Recoleta, o Belgrano, se paga por una propiedad del mismo valor 5 y hasta 7 veces más de valor por la misma valuación fiscal, y no es justo obviamente, como pagar $50 de agua, y $800 en Internet y Cable por televisión HD.