Anuncios del Ministro de Producción y Secretario de Comercio sobre transparencia de precios

Los ministros de Comercio y Producción darán a las 15hs una conferencia presentado cambbios en la resolución de la llamada “transparencia de precios” para los comerciantes.

El Ministro de Producción adelantó que la resolución obligará a los comercios a que muestren en las vidrieras cuál es el precio al contado y el financiado con tarjeta.

En el apartado de precios de los supermercadistas, se señaló que “estamos trabajando con ellos acerca de las ofertas. No queremos interrumpirlas, eventualmente algunas. Pero el 40% de lo que venden, lo hacen con ofertas y no nos parece que sea razonable”.

Se publicará en el día de mañana una resolución que obligará a los comercios a informar de forma discriminada el precio de los productos en un pago y el valor en cuotas, en forma obligatoria.

La semana pasada, Javier Tizado, el subsecretario de Comercio Interior, se reunió con dirigentes de la CAME, quienes le plantearon la necesidad de volver transpare el costo de las compras en cuotas con tarjetas de crédito en todos los comercios. Tiene que ver con la confusión que generan las ofertas y los pagos con tarjeta que supuestamente no tienen interés, cuando en forma oculta si lo posee. Por eso se le solicitará al comerciante que exprese cuál es el precio financiado con tarjeta y cual el efectivo.

En la actualidad, los costos están incluidos dentro del precio, por lo que ahora los comercios tendrán que discriminar según la modalidad de pago. La resolución, así, acaba con las famosas “cuotas sin interés”.

A partir de ahora la idea es que los comercios no puedan diferenciar un precio de pago en efectivo de un precio ‘de lista’.

Cuando se recibe el dinero, el comerciante se ahorra las comisiones de la tarjeta de crédito 3% o la de débito 1,5% y así evitar las retenciones a cuenta de Ingresos Brutos e IVA.

Estas medidas atacarán la informalidad y el llamdo vulgarmente “pago en negro” que vemos a diario en la gran mayoría de los comercios, desde restaurantes famosos en la costa altántica, hasta comprar un colchón o par de zapatos, debido al menor precio que pagarán los consumidores por comprar en efectivo. Atacar el cartelito de “Sólo Efectivo”, o “no me anda el Posnet”.