Plazos fijos indexados en aumento

Un aumento hasta casi cinco veces por los ahorristas que se deciden por un plazo fijo indexado. Este stock de depósitos a plazo fijo privados indexados se quintuplicó en los últimos 45 días, en paralelo con las señales de aceleración que por entonces ya mostraba la inflación.

Estas colocaciones, que estaban por debajo de los $200.000.000, alcanzó a casi 1000.000.000 en poco más de un mes. Y si bien implica apenas 0,2% del total depositado en plazos fijos, lo que destaca es que mientras los indexados treparon fuerte los depósitos a plazo tradicionales se mantuvieron planchados o hasta cayeron en igual lapso.

Este fenómeno es alentado por los propios bancos que necesitan “calzar” la creciente demanda de créditos hipotecarios indexados con ingresos que se ajusten por el mismo indexador para evitar posibles desequilibrios en sus balances.

De allí que los más interesados en captar o promocionar este tipo de colocaciones hayan sido -precisamente- los bancos más activos en la oferta de hipotecarios, mientras el resto se mantiene rezagado al punto de ni siquiera publicitarlos o permitir que se constituyan por homebanking. Fueron ellos los que, en los últimos meses, guiaron hacia este instrumento las colocaciones de buena parte de los fondos comunes de inversión en pesos argentinos que administran o realizaron ofertas puntuales a otros inversores institucionales como las aseguradoras y colegios profesionales para atraerlos a realizar este tipo depósitos.

Los UVA son la única variante que asegura al menos un empate con la inflación, ya que se indexan bis a bis con ella. A diferencia del plazo fijo tradicional, se trata de imposiciones que se extienden a un mínimo de 6 meses.

La vuelta de la inflación, que se sostendría en niveles elevados por unos meses más; junto a la baja en las tasas que los bancos pagan por los plazos fijos tradicionales se combinaron para que cada vez más inversores se animen a probar esta modalidad de ahorro que “vegetaba” tras su relanzamiento hace un año.

Se advierte que el fenómeno podría estar confirmando que una parte del mercado “no cree en el cumplimiento de la meta” del BCRA “porque con una inflación de 6,1% acumulado en el primer trimestre sólo esperarían un 10% para los 9 meses restantes. No creo que sea la cuenta que hayan sacado”, intuye.

Los Plazos fijos indexados empero aún no alcanza para cubrir las necesidades de los bancos comprometidos con la reactivación hipotecaria, Según datos que divulgó ayer el BCRA, durante marzo desembolsaron por este concepto “entre 50 y 70 millones de pesos” a diario mientras sólo le ingresaron unos $ 25 millones por día como depósitos que tendrán el mismo indexador.

Para resumir el Plazo Fijo UVA es ajustable por el índice homónimo que publica a diario el BCRA y fue fijado ayer en $ 18,38. El capital inicial invertido se divide según el UVA de la fecha de constitución y, al vencimiento, se paga al depositante la cantidad de UVA que haya adquirido por el valor actualizado del índice. La UVA se actualiza siguiendo al índice Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).