Suba de Taxis y Parquímetros en Buenos Aires

Luego de idas, vueltas y marcha atrás, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires oficializará a mediados de noviembre la suba del 15% en la tarifa del servicio de taxis, según se acordó en la audiencia pública celebrada el pasado lunes 31 de octubre a instancia de la Sociedad Propietarios de Automóviles con Taxímetro, la Unión de Propietarios de Autos Taxis, la Asociación Taxistas de Capital y el Sindicato de Conductores de Taxis, entre otros.

Con este nuevo aumento, la bajada de bandera pasará de su actual valor, fijado en $ 20,20, a $ 23,20, y la ficha cada 200 metros dejará de valer $ 2,02 para subir a $ 2,32. En los recorridos nocturnos, la bajada será llevada a los $ 27,80, y cada ficha pasará de $ 2,42 a $ 2,78.

Con este empuje en los precios al consumidor, los taxis porteños acumulan una suba interanual del 35%, un número que equivale a “empatar a la inflación”, según las asociaciones de propietarios. La primera suba del año fue otorgada a fines de febrero, cuando el valor escaló un 20% respecto al vigente en 2015.

El aumento del taxi coincide con la negociación que por estos días llevan adelante las petroleras, los estacioneros y el Gobierno por el precio de la nafta, situación que podría llevar el litro premium a más de $ 20.
Otro escollo para los propietarios y peones, que reclaman al Ministerio de Energía de Juan José Aranguren un subsidio al precio del GNC, es el fallo judicial que legitimó la actividad de Uber en Buenos Aires, y la llegada de otras compañías, como la española Cabify.

También aprieta el zapato de los actores del sector la inminente salida de la aplicación oficial Taxi BA, disponible antes de que culmine el año, pese a la molestia de las agencias de radiotaxis.

El caso de los Parquímetros

Para quienes se manejan con su vehículo particular, deberán tener en cuenta que el estacionamiento medido aumentará 100% en el transcurso del mes. Dejar el auto una hora en alguna de las principales calles del Microcentro y otras zonas de alto tránsito dejará de costar $ 4 para valer $ 8.

En la práctica, se sinceraron en la cartera de Transporte, los automovilistas ya están abonando la ficha a $ 8. Para evitar maniobras especulativas de los vendedores de cospeles (usualmente kioscos y puestos de diarios cercanos a la tickeadora) el Gobierno habilitó el nuevo precio, aunque concediendo por ahora el doble de tiempo de estacionamiento. En cuanto salga la reglamentación en el Boletín Oficial, esperada también para este mes, el cospel volverá a ser por una hora.

Hoy día los parquímetros se encuentran en las comunas 1 (barrios de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución), 2 (Recoleta), 3 (Balvanera y San Cristóbal) y la 14 (Palermo). Pero con la intención de ordenar el tránsito de una ciudad en la que andan 1.800.000 autos, 37.000 taxis y 10.000 colectivos a diario, un nuevo pliego ingresó a la Legislatura para aumentar el radio de estos sistemas a otros barrios de la Ciudad. Ese plan, todavía en discusión, establece tarifas progresivas para vi sitantes y residentes de la zona, y una tarifa simple para visitantes y sin cargo para residentes.