Shell y Axion suben 6% sus precios

Comienza nuevo mes, con lo que se supone que será conocido como el mes de los impuestos. La petrolera Shell tomó la delantera y ayer mismo retocó las pizarras de sus estaciones de servicio, aplicando aumentos del 6% en promedio. Axion también lo hizo anoche y se calcula que el resto del mercado, incluida YPF, se sumará a la movida a partir de hoy.

Las subas previstas están en el orden del 6,1% según el cronograma acordado entre el Gobierno y las petroleras  hace un mes. Con este ajuste, en los últimos 12 meses acumula un aumento del 60%.

La nafta súper de Shell,   pasó a costar $11,09 el litro, mientras que la variante premium saltó a 12,59. Por su parte, el litro de diésel cuesta $9,98 y el diésel premium, $11,75.

Estos son los valores en los surtidores de la Capital Federal, dado que la petrolera angloholandesa no tiene precios uniformes y en el interior del país los precios son más altos.

En las próximas horas, según lo previsto y de acuerdo a la expectativa que tenían ayer por la tarde los expendedores, la nafta súper de YPF pasará de $9,49 a $10,06. Y la premium lo hará de $10,68 a $ 11,33.

Este incremento del 6,1% a partir de este mes, es parte del esquema de aumentos sucesivos en los surtidores de todo el país para los próximos tres meses, al que llegó el Gobierno con las petroleras. Fue después de que Shell aumentara -tras la devaluación de enero- un 12% el precio de sus combustibles. De las negociaciones para que el impacto en los bolsillos fuera menor, se estableció que los precios de los combustibles treparían 6,1% a partir de este mes, 5,4% en abril y 3,8% en mayo. Esto implica que, al final de este sendero de precios, el litro de nafta premium de YPF costará en torno de los $ 12,39, mientras que la súper escalará hasta los $ 11 en mayo. En tanto que el resto de las marcas estará por encima de estos valores.

Expertos del sector coinciden en que durante 2014 se registrarán subas cercanas al 40%. Sostienen esta postura en base a diversos factores: el barril de petróleo está aumentando a buen ritmo; las importaciones de combustibles cada vez inciden más en las ventas totales e YPF, que es la marca líder y testigo de la plaza, necesita mejorar sus ingresos por encima de la inflación con vistas a cumplir su plan de inversiones. Al mismo tiempo, los costos operativos siguen en alza por la devaluación de la moneda.

Si bien los aumentos en los surtidores están erosionando los bolsillos de los automovilistas, los precios de los combustibles pasarían a un segundo plano en los próximos días para dar preponderancia al tema del abastecimiento, tal como ocurrió hace dos años, cuando los consumidores debieron hacer largas colas para llenar los tanques.

Próximamente no solo sufrirá una parada técnica la planta de Axion, por cuestiones de mantenimiento. Sino que la planta de YPF de Lujan de Cuyo, en Mendoza, se mantendría cerrada entre el 8 de marzo y el 15 de abril, según conversaciones informales entre expendedores y la petrolera.

La demanda va a estar más sobrecargada en las plantas de Montecristo y la de San Lorenzo y tal vez, vuelvan a verse colas en las estaciones de servicio, por falta de combustible.