Rebaja de Ganancias será retroactivo al 1 de enero 2015

La rebaja del impuesto a las Ganancias para los trabajadores alcanzados por los anuncios oficiales será retroactiva al 1 de enero de este año. Es decir que los asalariados recibirán un beneficio adicional: la devolución de una parte del impuesto a las Ganancias que se les retuvo en los sueldos percibidos en lo que va de 2015.

El ministro también aclaró que “hay tiempo” para publicar la resolución con los detalles. “Tenemos tiempo hasta el 20 de mayo, porque esa es la fecha en que se liquidan los sueldos” que los trabajadores percibirán en los primeros días de junio.

A la vez destacó que sólo paga Ganancias “el 11,3% de los que más ganan”. “El impuesto hoy afecta a 11,3 del total de asalariados registrados, solamente ellos pagan el impuesto. De 11 millones de trabajadores, sólo el 11 por ciento”, sostuvo el funcionario. “Entonces, es falso que este tributo afecte a todos los trabajadores. Con esta reducción de las escalas, se beneficiará el 68% de los que lo pagan”, enfatizó Kicillof.

El Ministro tomó como ejemplo un trabajador con un sueldo bruto de $20.000: si es casado con hijos la quita será de un 69%, mientras que si es soltero, pagará 32% menos. En tanto, para aquellos que su sueldo sea superior a $25.000, la reducción será de un 33% para los casados y de un 18% para los solteros.

La retroactividad de la rebaja de ganancias para los asalariados que ganan menos de 25.000 pesos significa que el fisco deberá devolver unos 4.000 millones de pesos, según cálculos de tributaristas. Kicillof dijo que con la nueva escala de deducciones el Fisco resignará unos 7.000 millones de pesos al año.

De esta manera, luego de ese decreto, el Gobierno terminó estableciendo cuatro grupos de dependientes a los que les asignó una situación diferente frente al impuesto.

En concreto, el escenario quedó definido de la siguiente manera:
1. Empleados con ingresos inferiores a $15.000 brutos entre enero y agosto de 2013: quedaron liberados del pago.

  1. Dependientes con sueldos brutos de entre $15.000 y $25.000 en el período mencionado: aumento del 20% en las deducciones y cargas de familia.
  2. Dependientes con igual remuneración que el punto anterior, pero de la región patagónica: alza del 30% en las deducciones y cargas de familia.

  3. Asalariados con salarios superiores a los $25.000 brutos: no sufrieron cambio alguno.
    Con esta reforma, aquellos que quedaron en el primer grupo se encontraron con que, sin importar su situación laboral en años posteriores, quedaron eximidos del gravamen.

Es decir que, independientemente de si hoy día cobran un sueldo que fue ajustándose por inflación o por encima de este indicador, igualmente siguen sin pagar Ganancias.

Con las medidas anunciadas este lunes, los empleados que se verán beneficiados serán los que se encuentren en los grupos dos y tres.

De esta manera, los que están en el último conjunto seguirán con las mismas deducciones que están vigentes desde marzo de 2013.

Los trabajadores alcanzados por los anuncios realizados el lunes por el ministro de Economía, Axel Kicillof –los que entre enero y agosto de 2013 ganaron entre $ 15.000 y $25.000 de sueldo bruto, aunque ahora ganen más–, pagarán menos por el Impuesto a las Ganancias de lo que hubieran tenido que aportar sin los anuncios.

Pero aún así, los pagos por el impuesto serán mayores a los del año pasado tanto en términos nominales como reales, y tendrán mayor presión impositivo que en 2014.

Por ejemplo, en el caso de un soltero sin hijos, en 2015 terminaría pagando un 32% más, de acuerdo a las cifras que surgen del cuadro difundido por el jefe del Palacio de Hacienda. Es una suba superior a la inflación esperada del Gobierno y a las subas salariales. Entre otros factores, la dudas sobre los anuncios de Kicillof se debió a que los cuadros difundidos no contemplan ningún aumento salarial durante este año y eso altera los resultados.