Prat-Gay anunció crédito puente con bancos por hasta u$s 6000 millones

Prat-Gay confirmó a corresponsales del extranjero que el acuerdo entre un grupo de bancos y la autoridad monetaria estaba cerca y se cerraría “en los próximos días”. E insistió en que es un tema que lleva adelante la entidad que preside Federico Sturzenegger.

El BCRA y un grupo de bancos llevarán adelante un Repo por el cual las entidades prestarán dólares a un año a la entidad monetaria a cambio de títulos Bonar 2022, 2025 y 2027 que servirán de garantía. Estos títulos se los entregó el Tesoro al Central en reemplazo de las Letras Intransferibles que el BCRA había recibido por prestar al Gobierno dólares para pagar la deuda con el FMI, en 2006, y títulos públicos en poder del sector privado y obligaciones con organismos multilaterales, desde 2010.

Indicaron fuentes oficiales y del sector financiero, el crédito será inferior al que se negoció al principio por decisión del Gobierno. Mañana se cumplirá un mes de la salida del cepo cambiario y desde entonces el BCRA sumó u$s1370 millones a las reservas y sus autoridades se muestran cómodas con la flotación del tipo de cambio en torno a los $ . “No hay apuro, no hay necesidad de intervenir para frenar el dólar; con el esquema actual no suena imprescindible cerrarlo a cualquier precio”, confiaron a este diario fuentes oficiales.

Desde la administración de Mauricio Macri la decisión de achicar el monto de la operación llevó a bancos de inversión grandes a bajarse, indicaron fuentes del sector financiero. Los bancos que participarán serán HSBC, Deutsche, JP Morgan, Grupo Santander, BBVA Francés y Citibank. Se retiraron sólo dos, Credit Suisse y Goldman Sachs.

La operación comenzó a gestarse antes de la asunción de Macri y avanzó en un viaje del secretario de Finanzas, Luis Caputo, a Nueva York, a comienzos de diciembre. Luego de la avanzada de Caputo, que presidió la filial local del Deutsche, Prat-Gay enfatizó que el repo lo llevará adelante el Banco Central, entidad autárquica del Estado.

El ministro buscó poner a salvo el préstamo de los fondos buitre y del juez neoyorquino Thomas Griesa, que siguen con atención cada operación de crédito del Estado argentino. En Wall Street, las sedes de los bancos consideran que, al negociar con el BCRA, Griesa no podría acusarlos de desacato por colaborar con el país.

El repo dejó de ser cuestión de necesidad y urgencia para fortalecer reservas, pero cobra sentido para negociar con los holdouts. “Es una forma de demostrar que se puede conseguir financiamiento”, indicó una fuente oficial que participó del plan de salida del cepo que gestó el equipo de Macri durante la campaña, y luego ejecutó al pie de la letra. En esa línea, si Griesa habilita a Argentina a conseguir financiamiento reponiendo el stay o medida cautelar mientras dure la negociación entre el país y los litigantes, la salida al mercado internacional a mejores tasas haría innecesario el repo.

El próximo miércoles 20, el Gobierno sabrá si captó u$s1000 millones con la emisión de Bonar 2020 y en qué condiciones.