Para Kicillof Argentina funciona genial

Para el Ministro de Economía Kicillof, existen “complejidades, dificultades, desafíos”, pero no problemas económicos graves. “No hay problemas graves, hay necesidad de avanzar en determinadas situaciones”, expresó ayer el funcionario. El 71% de la población piensa distinto sin dudas…

“La verdad es que nos tienen un poco acostumbrados en generar sensación de catástrofe económica los diarios opositores y los no pocos economistas opositores. Hablar de economía en Argentina no es tarea fácil. Llamarlos problemas es una exageración. Hay complejidades, desafíos, dificultades económicas”, explicó. Aunque muchos no lo entienden…

También aseguró, Kicillof planteó que “actualmente no hay problemas graves. Hay necesidades de avanzar en determinada situaciones”.

El ministro de Economía aprovechó para confirmar que el  15 de marzo se dará a conocer el índice de precios al consumidor oficial correspondiente a febrero y aclaró que desde el Gobierno “no estamos con una disputa de índole política” vinculada a las mediciones.

Sobre la reunión con la UIA del viernes pasado, puntualizó: “Nos llevamos una sorpresa. Fue una reunión muy prolongada, muy cordial a diferencia de otras reuniones que yo presencié donde aparecen quejas y reclamos”.

Sin embargo, volvió a pedir a industriales y empresarios que “en lugar de andar quejándose por impuestos y medidas” asuman “sus propios deberes y obligaciones para que Argentina crezca”. Y apuntó que “en lugar de dedicarse a la especulación se dediquen a la inversión”.

En la entrevista con radio FM Nacional Rock, Kicillof consideró que “nos tienen un poco acostumbrados a esto de generar sensación de catástrofe económica los diarios y economistas opositores, y la oposición”. Y agregó que “muchas veces en Argentina hemos experimentado problemas económicos graves, no como lo que pasa actualmente que no los hay graves, hay por supuesto que desafíos, dificultades, necesidades de avanzar en determinadas direcciones”.

También estuvo en contra de economistas de distintos sectores políticos –desde el neoliberalismo hasta el Partido Obrero– que aluden al brutal ajuste de precios y tarifas de 1975, conocido como Rodrigazo. “Cuando hablan de Rodrigazo, de 2001, los economistas opositores más que estar analizando la realidad o la situación actual yo los veo mostrando su propio deseo de que eso ocurra para que el Gobierno esté en problemas”, dijo.

“Cada tanto aparecen estas campañas intensas de que todo está mal, todo va a ir peor, que se va a estrellar la economía”, se quejó el ministro, y remarcó que tras la devaluación de fines de enero “hubo una campaña orquestada para sembrar el miedo, el pánico, el caos, la sensación del fin del mundo”.

Entre las “dificultades”, Kicillof mencionó la “fuerte variación de precios que nosotros reconocimos, porque el índice de precios de enero fue elevado, 3,7%”. Contrastó ese dato con el de las consultoras privadas, a las que fustigó: “Parece una especie de dado que tiran al azar” al aludir a proyecciones que oscilan entre “1% y 6 por ciento” para febrero.
Kicillof también le dedicó palabras a los empresarios, a los que les reclamó inversión. “Necesitamos del sector industrial que en lugar de andar quejándose de los impuestos, pongan sobre la mesa sus propios deberes y obligaciones y en lugar de la especulación se dediquen a la inversión”, indicó el ministro de Economía. También reconoció puntos en común con la Unión Industrial Argentina, luego de la reunión que la central fabril mantuvo el viernes con la presidenta Cristina Fernández y su gabinete económico.

El ministro irá este jueves al Senado a dar explicaciones sobre el arreglo con Repsol, a la que se le pagarán entre u$s 5.000 y 6.000 millones en títulos públicos por el 51% de YPF.
Para eso, deberá conformarse el plenario de las comisiones de Presupuesto y Minería, Energía y Combustibles. Esta última todavía debe conformarse, aunque se trata de una formalidad. La comisión la presidirá Guillermo Pereyra, sindicalista e integrante del Movimiento Popular Neuquino (MPN). La vicepresi dencia será para el radical Ernesto Sanz. La intención oficial es que el Senado trate la compensación a Repsol el jueves 21.