Más subas en colegios, naftas, prepagas y alimentos

En marzo, habrá aumentos de precios en los combustibles, las cuotas de la medicina prepaga y productos de consumo masivo, como alimentos, bebidas y artículos de limpieza y tocador. Con un ojo puesto en la paritaria de los docentes, también se estima que subirán las cuotas y matrículas de los colegios privados.

El Gobierno autorizó a las petroleras a subir los precios de sus combustibles un promedio de 6% durante febrero -con picos de hasta 8% en las naftas más caras de YPF- y las compañías planean aplicar un incremento similar desde el sábado que viene. Y en la secretaría de Comercio Interior también están los pedidos de las fabricantes de productos de consumo masivo para aplicar subas en la mayoría de los artículos. Como el Gobierno no acepta modificar los valores de los “precios cuidados”, las empresas piden por las marcas que están en góndolas y no forman parte de ese acuerdo, a los que muchos llaman, mitad en broma y mitad en serio, los “descuidados”.

Los clientes de las empresas de medicina prepaga recibieron cartas con ajustes en las cuotas durante el verano. Fue por un incremento de 9% aplicado en diciembre, que las compañías hicieron retroactivo y trasladaron durante enero y febrero, llegando a representar una suba del 27% en lo pagado durante los primeros días de febrero. Ahora, la Casa Rosada los autorizó a otro incremento de 5,5%.

El Gobierno basado en la apuesta en los “precios cuidados”, las empresas de consumo masivo buscar aplicar incrementos en los “no cuidados”. Esgrimen que el peso se devaluó 18% en lo que va del año y que sus costos se elevaron. En el Gobierno no quieren que ese incremento se vea en las góndolas de las cadenas de súper. Sin embargo, al menos tres empresas grandes tienen en sus planes aplicar subas para los mayoristas y distribuidores, que es donde se abastecen los dueños de autoservicios y almacenes.

Uno de los puntos de casi todas las compañías es que enfrentan mayores costos logísticos. Los combustibles subieron 9% en enero, otro 6% en febrero y se avecina otro incremento casi del mismo tenor. “Por el transporte de mercaderías más caro y la corrección del tipo de cambio, es casi imposible sostener los precios fijados por el Gobierno”, explicó el directivo de una multinacional que habló sobre el tema con el equipo del secretario Augusto Costa.

Durante febrero, las empresas refinadoras de petróleo (como Shell y Oil) le pagaron a las productoras (YPF, Axion, Petrobras, Pluspetrol, Tecpetrol) con un 14% de descuento en relación al precio de mercado del barril de petróleo por un pedido del Gobierno. Así Shell bajó de 12% a 6% el incremento que había aplicado en los surtidores desde el 3 de febrero. Pero esa “bonificación” cambiará desde marzo y la rebaja de las productoras a las refinadoras será 8,75%. Por esa razón, en marzo, aplicarán un incremento 6% promedio sobre los surtidores. La súper de YPF en la ciudad pasará de $ 9,49 a más de $ 10 mientras que la premium excederá los $ 11. La súper de Shell debería volver a $ 10,48, el precio que tuvo 10 días de febrero.

La negociación con más vericuetos es con productores de consumo masivo. El Gobierno no quiere subas en los súper. Pero a los autoservicios y almacenes, que compran en mayoristas o distribuidoras les presta menos atención. En ese canal comercial, hay, como mínimo, tres empresas grandes que preparan subas para la semana próxima entre 7% y 9%. Aunque podrían ser más si el Gobierno hace la “vista gorda”, es decir que los deja pasar.

Las automotrices también están revisando sus listas de precios. Sin embargo, tras la caída de ventas del 30% que tuvieron en enero, son cuidadosos sobre ese sendero.