La Fundación FIEL estimó un mínimo de $169 pesos por día por familia sólo para comer

Así surgió de la medición de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), que valuó la Canasta Básica Alimentaria de la Ciudad de Buenos Aires para una familia tipo de dos adultos y dos menores en $5.073,50, esto es, necesitó reunir un ingreso diario mayor de $169 para no ser considerado indigente.

Mientras que el valor de la Canasta Básica Total subió sólo 0,5%, a $11.386 para el hogar de referencia, unos $380 por día, para no ser catalogado de pobre, por nivel de ingresos, por efecto del impacto parcial de la vuelta atrás el aumento de la tarifa de gas. Según el Indec, ese fenómeno restó unos 0,6 puntos porcentuales, pero ya no se repetirá en el corriente mes.

Según las estimaciones de FIEL, en los últimos doce meses los umbrales de indigencia y de pobreza se elevaron poco más de 41%; varios puntos por arriba de la mejora del promedio de ingreso de los hogares.

FIEL estimó el umbral de indigencia en $5.074 y el de pobreza en $11.386, para una familia integrada por dos adultos y dos menores (NA)

Aún están latentes las inquietantes cifras de residentes afectados por un cuadro de pobreza que ya se considera estructural, con poco más de 32% de la población, cuando vuelven a aparecer indicadores preocupantes para quienes reciben ingresos fijos, principalmente a través de planes asistenciales, y subsidios familiares, los cuales aumentan por ley cada seis meses: la canasta básica alimentaria se encareció en septiembre 1,8% y la de pobreza, que incluye servicios 0,5%, por el beneficio transitorio de la vuelta atrás de la suba de la tarifa del gas domiciliario (impactó parte en la segunda mitad de agosto y en la primera de septiembre, explicó el Indec).