Hubo acuerdo con Docentes, y termina el Paro

Tras 17 días de huelga, se levantó el paro docente.

Los gremios Suteba y FEB comunicaron este mediodía en conferencia de prensa que aceptaron la oferta del gobierno de Daniel Scioli. “El 92 por ciento de las asambleas realizadas aprobaron la propuesta” salarial, sostuvo el gremialista Roberto Baradel. Criticó el proyecto de Gabriel Mariotto para declarar la Educación como un servicio público esencial.

El gobierno bonaerense presentó una nueva oferta salarial y los docentes dispondrán esta tarde la vuelta a clases después de 17 días de huelga en las escuelas de la Provincia. Las autoridades decidieron mejorar la propuesta y elevar el salario delmaestro de grado de 3.605 a 5.000 pesos en dos tramos, a pagar enmarzo y agosto. Para este segmento, que alcanza a entre el 6 y el 8% del total de educadores, el incremento será del 38,7%. Para el resto de los escalafones el promedio de mejora es del 30,9%, según explicó la directora General de Escuelas, Nora de Lucía.

La resolución del conflicto más extenso en el sistema educativo de Buenos Aires, mantendrá el suspenso por unas horas más. Las entidades más fuertes del Frente Gremial (FEB, Suteba) iniciaron anoche una ronda de consulta en las entidades de base y este mediodía reunirán a los congresos que deberán votar en sesión plenaria si aprueban la última oferta oficial. Los dirigentes adelantaron una posición: “Es un aumento promedio del 30,9% para todos los cargos, y del 35% para el profesor inicial.

Resulta superadora y se acerca a lo que estábamos reclamando”, dijo Roberto Baradel, secretario de Suteba. “Hubo claramente unadecisión política de intentar destrabar este conflicto, que hoy se refleja con una propuesta mejorada”, admitió Mirta Petrocini, presidenta de la FEB.

En la ronda de consultas que se hizo ayer, un 9 0 por ciento de las asambleas decidió apoyar el acuerdo, con lo cual en Suteba daban por descontado que se va a aprobar.

¿Cuáles son los otros ejes centrales de la propuesta que destrabó la crisis? El acta paritaria incluye el compromiso oficial de no descontar los días de paro.

Habrá un monitoreo “de las variables macroeconómicas hasta el segundo semestre del año” –es decir la inflación – que eventualmente podría determinar nuevas negociaciones. E incluye la promesa de abordar las cuestiones de infraestructura edilicia, a partir de la puesta en marcha de un fondo especial para reparaciones y refacciones.

El esquema presentado por el gobierno mantiene el desdoblamiento del ajuste salarial. De acuerdo con los cálculos que anoche realizaban en las entidades gremiales, un preceptor sin antigüedad pasará de 3.360 pesos a 4.585 en agosto (36% más). Un maestro con 17 años de servicio, pasará de 3.676 a 6.123 pesos (31%). Un director con 7 años de permanencia, de 6.730 a 8.770 (30%).

Autoridades y sindicalistas coinciden en que se trata de una grilla salarial “más equitativa”. La anterior, rechazada dos veces por el Frente Gremial, proponía 30,9%, sólo para los maestros que recién ingresan al sistema. Para el resto era de entre 21 y 24%.

Después de estirar el conflicto por cuatro semanas el gobierno de Scioli buscó una salida judicial. El Defensor del Pueblo llamó a una audiencia de conciliación que no logró una tregua. Entonces, se presentó un recurso de amparo que ordenó el cese de la huelga y el retorno a la mesa de discusión. Dos dictámenes favorables a esa postura tampoco alcanzaron para terminar con la situación de crisis. Y Scioli logró salir del laberinto con el aporte de más fondos a la oferta para casi 320 mil maestros y profesores (ver Una moratoria …).

Anoche, las redes sociales y los teléfonos ardían. Los gremios comunicaron el ofrecimiento, con ejemplos y aclaraciones para el análisis de las reuniones en asambleas.

Los sondeos previos marcaban una recepción favorable (un 90% a favor, en Suteba). La extensión de la huelga, la presión de las familias afectadas y cierto desgaste entre las bases influían.