Gobierno de Macri, saca retenciones al trigo, maíz y carnes, y bajan de la soja

Lo ratificó el designado ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile.

Para la oleaginosa, pasarán de 35 a 30%. De esta manera, las retenciones sobre el grano de soja pasarían de 35% a 30%, lo que se traduciría en un aumento en igual proporción del valor que reciben los productores, que terminó la semana en torno a los 2.500 pesos por tonelada. Si a eso se suma un ajuste en el tipo de cambio oficial, como se espera, el precio local de la soja crecería también en igual proporción que la devaluación. Este “combo” cambiaría sensiblemente la ajustada o negativa ecuación económica que hoy tienen muchos productores sojeros en distintas regiones del país.

Buryaile también confirmó que “se eliminarán desde el primer día las retenciones al trigo y el maíz, en línea con lo que prometimos”, dos de los cultivos más afectados por el peso de las retenciones en los últimos años. En cuanto al trigo, sus derechos de exportación están actualmente en 23%, mientras que los del maíz se ubican en el 20%.

De esta manera, en ambos casos la medida supone un avance inmediato en el precio local de esos granos, pero sólo para el maíz podría significar un impulso en su siembra. El próximo ministro de Agricultura adelantó también que se terminará el primer día con las retenciones al girasol (se ubica en el 32% para el grano).

Por último se eliminarán completamente las retenciones a la exportación de carne, que hoy se ubican en el 15%. De cumplir la medida, habría un alivio a los frigoríficos que abastecen el mercado externo y que atraviesan una severa crisis.