Gobierno apura acuerdo para bajar precios de medicamentos extranjeros

Un mes mas tarde de cerrar un acuerdo con los laboratorios nacionales para bajar los precios de los medicamentos un 7% en promedio, ahora el Gobierno pretende que los laboratorios extranjeros imiten esta medida. El 18 de diciembre pasado el ministro de Producción, Francisco Cabrera, había anunciado el retroceso del precio de los remedios que salen de las plantas de empresas nacionales (agrupados en Cilfa), y al mismo tiempo explicó que el próximo paso era lograr que los extranjeros siguieran ese camino, compromiso que continúa en pie.

Varios días después de que se produjera ese primer anuncio, el Gobierno apura un acuerdo en este sentido, con lo que quedaría completado el panorama en el segmento de los medicamentos. “Esto no se debería demorar demasiado más; entendemos que en poco tiempo habrá novedades al respecto”, sostuvo a El Cronista una fuente relacionada con las negociaciones.

Según confiaron las fuentes, el pacto al que pretende llegar el Gobierno es muy similar al alcanzado con los laboratorios nacionales. En ese caso se acordó una rebaja promedio del 7%, aunque en algunos medicamentos se llegó incluso a un techo del 21 por ciento.

En todos los casos el descenso que se aplicó sobre cada medicamento fue del 50% respecto del incremento que se impuso a comienzos de diciembre, cuando los laboratorios incrementaron los valores. Por ejemplo, si el valor de un remedio se había disparado 20%, entonces se redujo en 10 puntos porcentuales.

En cambio, en los casos en los que no se mostraron movimientos ascendentes, no hubo caídas. Si bien el objetivo oficial es bien claro, y las fuentes consultadas reafirman que se avanzará hacia allí, desde los laboratorios extranjeros se advierte que “por el momento”, no se produjeron grandes acercamientos entre las partes, aunque sí hubo algunos contactos.

“Sabemos bien cuál es la búsqueda del Gobierno, por lo que estamos al tanto de las novedades que se puedan producir”, dijo un empresario farmacéutico. En principio la idea del oficialismo era avanzar sobre este acuerdo lo más rápido posible e implementarlo antes de que finalizara 2015, aunque luego los tiempos no se pudieron cumplir.

Respecto del último incremento de precios que se registró en diciembre pasado, los laboratorios extranjeros sostienen lo mismo que los nacionales. Advierten que esos aumentos no se dieron de forma uniforme sino que se aplicaron a diferentes productos y en distinta medida.

Sin embargo, al mismo tiempo no dejan de resaltar el poco incremento de precios que se registró durante los últimos años, producto de la fuerte política de ‘pisar’ los precios que había impuesto el gobierno kirchnerista.
“En los últimos ocho años tuvimos un sistema de precios planchados”, sostuvieron en diciembre pasado los laboratorios nacionales, una visión que hoy comparten sus colegas extranjeros.