Freno de mano, en venta de Autos usados y Propiedades

Caída de venta de autos usados y nuevos en todo el país

Según informó La Cámara del Comercio Automotor (CCA), en enero se transfirieron 144.018 unidades, lo que implicó una baja de 12,8 por ciento comparado con igual mes del año pasado (165.191 unidades).

La venta de autos usados continuó en caída en el arranque del 2015, con una baja del 12,8 por ciento en enero respecto del mismo mes del 2014. El mercado automotriz es uno de los sectores más golpeados por el alza de impuestos y las restricciones económicas cada vez más severas impuestas a las importaciones de autopartes para cuidar las reservas.

El presidente de la Cámara del Comercio Automotor, dijo que “la baja en la venta de autos 0km del 39% influyó y mucho”. “Generalmente enero es un mes donde los dos mercados traccionan mucho, debido a que la gente que compra un auto nuevo espera patentarlo en el nuevo año y el sector del usado se nutre del que se entrega en parte de pago, para tener producto y sostener la demanda”, explicó Príncipe. El directivo explicó que “esto no ocurrió. Y la demanda disminuyó mucho”, en un escenario donde la actividad sigue frenada.

Incluso, dijo que “en el último trimestre del año pasado, meses en que la gente planea cambiar su auto para irse de vacaciones, esta vez postergó la compra”. “La ecuación es sencilla: cambio el auto o me voy de paseo. De todas maneras, tenemos que esperar a que termine el primer trimestre, para empezar a tener una idea de cómo va a transcurrir el año. Pensamos que el mercado va a ser parecido al 2014”, señaló.

El año pasado fue uno de los de peor comportamiento en segmento automotriz desde que la Argentina inició un proceso de recuperación hacia fines del 2002.

Parra explicó que “la fábrica del usado es el 0 km y las dificultades en el aprovisionamiento de unidades nuevas y menos stock de vehículos impactan en el mercado del usado”.

 

Caída de ventas de Inmuebles en todo el País

En 2014 se vendieron 33.690 propiedades, 6,2% menos que el año anterior; en 2001 se había vendido 61,7% más; cerraron 800 inmobiliarias

El mal momento que vive el mercado inmobiliario no repercute en el crecimiento de las agencias ‘truchas’, que pese a la baja en las ventas del mercado en general muestran una proliferación cada vez más fuerte.

En noviembre del año pasado un trabajo elaborado por el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) mostró que ya había 860 agencias que operaban en forma ilegal, aunque un relevamiento elaborado durante los primeros días del año muestra que esa cifra alcanzó las 900.

De este modo, se verifica un crecimiento de casi un 5% en apenas dos meses.

Martín Boquete, vice presidente de Cucicba y directivo de la inmobiliaria Toribio Achával, destacó el crecimiento de este fenómeno, y resaltó la lucha de la entidad en este sentido.
“Es un proceso que no es simple ya que muchos de los que trabajan fuera de la ley al no estar matriculados suelen buscar nuevas ubicaciones para continuar con su negocio”, sostuvo el especialista.

Entre los efectos que estos intermediarios pueden generar aparecen desde cuestiones de ‘mala praxis’ como el mal asesoramiento ante una operación, que el agente inmobiliario desaparezca con algún dinero recibido o que se realicen de forma incorrecta algunos trámites, lo que legalmente dejaría la operación en la nada.

Del relevamiento que elaboró Cucicba también surge que de las 900 inmobiliarias que operan de modo irregular 245 trabajan con local a la calle, en tanto que más de 630 lo hacen con oficinas comerciales que se suelen encontrar en departamentos.

El relevamiento realizado a fines del año pasado había mostrado una mejora respecto del primer trabajo que se había llevado a cabo al respecto, aunque ahora el movimiento es ascendente.

Desde hace tres años se habían registrado 1100 agencias inmobiliarias que operaban en forma ilegal (que pasaron a ser 860 en noviembre último) y ahora crecieron hasta las 900.
Los directivos de Cucicba destacan que, dentro de ese grupo, hay que dividir a quienes se encuentran en infracción y a los que operan de forma ilegal