Fijan un tope de 400% para el aumento del gas

Para saber cuánto deben pagar? Los usuarios deben tomar su factura de abril-mayo de 2015 y multiplicarla por cinco (400%). Por ejemplo, si abonó $ 575 en 2015, ahora llegará a un tope de $2.875.

Por eso el Poder Ejecutivo ya había anunciado un “tope” a las facturas de gas, también del 400%. Pero lo que no fue tan recalcado en esa ocasión (a comienzos de junio) es que ese tope era solo para iguales niveles de consumo. Como el bimestre abril-mayo fue el más frío de los últimos 60 años y el mismo período de 2015 fue uno de los más calurosos que se recuerde, casi todos los hogares consumieron más gas en 2016. En el caso antes mencionado (el cliente que pagó $ 575 en 2015), la factura que recibió este año fue de $ 6.377.

“Cada bimestre va a ser exactamente igual al bimestre del año anterior más el 400% como tope en el caso de los usuarios residenciales”, explicó el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en una conferencia con el jefe de Gabinete Marcos Peña y el titular de Justicia, Germán Garavano. “No va a ser ajustado por volumen, no es por el consumo de este año, va a ser el bimestre de 2015 más un 400% como tope”, recalcó Aranguren.

Ahora este giro, donde el ala política pareció torcer a la técnica, tendrá un costo político y económico. Aranguren estimó en $11.800 millones el costo fiscal de la medida. Eso llevará a una mayor emisión monetaria y alimenta la inflación, según entiende -en líneas generales- el Gobierno.

Durante este año, no habrá más aumentos. El Gobierno comenzará un proceso de audiencias públicas (informativas, no vinculantes) en octubre, para aplicar un nuevo cuadro tarifario en 2017.

El país no puede autoabastecerse frente al frío. Está al límite en las terminadoras regasificadoras y Bolivia no puede incrementar su despacho de gas. La producción nacional cayó un 26% en una década. Los mayores precios podían servir como un incentivo a la producción.

Durante 2015, la mayoría de los hogares ahorró en gas durante abril y mayo, porque la temperatura fue cálida. El Gobierno anterior “premió” ese ahorro cobrando $ 0,30 el metro cuadrado a los usuarios, aunque el precio era de $ 1,50. La administración actual subió ese mismo importe (gas para hogares de alto consumo) a $ 5,44 por metro.

– No debió haber estudiado el clima antes de aplicar el aumento?, le preguntaron a Aranguren.

– Es probable que si. Pero nadie sabía cuál iba a ser la temperatura de este año. No logramos para este año tener una muy buena predicción. No lo consideramos adecuadamente.

La decisión de modificar los números fue tomada luego de una reunión con el presidente Mauricio Macri, de la que también participaron, aparte de Aranguren, Peña y Garavano, los ministros Alfonso Prat Gay y Rogelio Frigerio.

En junio, los hogares de menor consumo demandaron 19% más gas que en 2015. Mientras que los de mayor consumo usaron casi 50% más gas que en 2015. Estos -más de un millón- son los que evitarán pagar el aumento que antes planeaba el Poder Ejecutivo.

En el Gobierno esperan que esta sea una “etapa de transición”, como caracterizó Peña a la situación. “Estamos transitando este puente hasta que tengamos la revisión tarifaria integral de 2017”, expresó luego Aranguren.

El Poder Ejecutivo apelará hoy un fallo de un tribunal federal de La Plata que suspendía el aumento de tarifas en todo el país. Al derogar los aumentos, esa sentencia judicial también daba de baja la tarifa social. Al modificar el cuadro tarifario, el Gobierno considera “abstractas” las cautelares que frenaban los aumentos en las provincias, ya que se expedían sobre valores que no corren más.