El Plan para levantar el CEPO CAMBIARIO

El BCRA ya tiene redactadas las normas para abrir el cepo y devaluar esta semana. La intención es hacerlo con un respaldo adicional de US$10.000 millones para las reservas internacionales.

Aunque no dieron precisiones sobre el nuevo precio del dólar oficial, ratificaron que la idea es que “algunos pierdan” si compraron muy alto. De hecho, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, indicó hace una semana atrás que $16 era un valor de referencia muy alto.

Fuentes del equipo económico indicaron que el viernes se concretará la apertura, como indicó el presidente Mauricio Macri ayer en la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina.

Para poder cumplir con este objetivo, las autoridades del equipo económico esperan el ingreso de divisas “de un momento a otro”, ya sea por parte de los bancos internacionales que se comprometieron a aportar cerca US$ 7000 millones, o convertir en dólares el swap con China. “Con el stock actual no se puede abrir, pero apenas empiecen a entrar dólares, ya se hace”, explicó la fuente. El dinero que aportarán las cerealeras será posterior a la devaluación.

Durante el fin de semana y ayer la entidad monetaria que dirige Federico Sturzenegger terminó de redactar las normas para retrotraer por completo la situación a fines del 2011, cuando se instaló el cepo.

La decisión marco pasará por el directorio, pero el manejo de la sintonía fina en cuanto al precio final se manejará en la mesa de operaciones, a cargo del nuevo subgerente general de operaciones financieras, Agustín Collazo, ex Managing Director en la administración de derivados de índices accionarios internacionales de Morgan Stanley en Nueva York.

La discusión está en la velocidad del salto, porque si es pequeño el mercado esperará nuevas devaluaciones ($12), pero si es muy alto puede haber riesgo de “pasar de largo”. Esta semana, un importante protagonista de la devaluación del 2002 le sugirió a Macri que “no se quede corto”.