El cepo cambiario frenó venta de departamentos y casas

El cepo cambiario no sólo provocó una caída de casi 30 por ciento en la comercialización de casas y departamentos, sino que las operaciones con campos en la Argentina atraviesan una “parálisis casi total”, debido a que el  mercado no se pesificó tras la prohibición oficial de comprar  dólares, alertaron hoy empresarios del sector.
El sector inmobiliario en general embolsó una década de crecimiento sostenido, con un pico en el 2011, pero desde el  primer trimestre de 2012 comenzó a notar una caída constante en las operaciones vinculadas con campos productivos, mientras que la venta de departamentos sumó el sexto mes seguido en baja.
Según la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales, la baja se  debe “a una serie de situaciones sin resolver como el cepo al  dólar, la Ley de Tierras Rurales y los índices de inflación, entre otros”.
Las subas de operaciones en los años anteriores se debieron  fundamentalmente a varios factores: el alza del precio de los granos a nivel mundial y el aumento de productividad de los campos, advirtió la Cámara.
Asimismo, colaboraron con el sector la aplicación de nuevas  tecnologías disponibles para la agricultura; la incorporación de nuevas áreas a la agricultura provenientes de la ganadería; y la llegada de inversores extranjeros a comprar y desarrollar tierras, especialmente en las zonas de la Pampa Húmeda.
Además, aportaron la gran inestabilidad y la endeblez del  sistema financiero internacional que ofrecía tasas muy bajas o en  algunos casos casi negativas, y alternativas poco confiables para  su colocación han ejercido una tracción positiva de los precios.
“Como siempre, la tierra demostró ser un gran refugio de  capital ante las crisis nacionales e internacionales”, dijo la  Cámara en un comunicado.
Llegado 2012 y con medidas del Gobierno directas sobre el  control del dólar, de uso corriente en las operaciones rurales  desde hace décadas, la incertidumbre “llegó a desembarcar en una  parálisis casi total en la actividad inmobiliaria rural”.
Por eso, la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales alertó  sobre las dificultades existentes en la actualidad y la  incertidumbre entre inversores y vendedores debido a que no pueden comprar dólares para concretar operaciones.
Según un informe de la consultora Reporte Inmobiliario, el sector está prácticamente en recesión y con las ventas en caída, y focaliza sus operaciones en los contratos de alquiler y ofrecer  fideicomisos en pesos.
En la actualidad, la venta de inmuebles es inferior a la registrada en la crisis de 2009 y sólo en julio las operaciones cayeron 27,6 por ciento con relación a igual período de 2011.