El BCRA presiona a bancos para que vendan sus dólares

El Banco Central de Argentina emitió ayer miércoles una normativa para restringir aún más las tenencias en dólares de los bancos. Pese a que el BCRA ya había fijado un techo a la cantidad de divisas y activos financieros en moneda extranjera que las entidades podían tener en su poder, ahora busca evitar que los bancos escondan sus contratos a futuros de dólares. Sucede que muchas entidades habían traspasado estos activos a sociedades vinculadas para evitar esa imposición.

El BCRA había obligado a los bancos, el mes pasado a desprenderse de parte de sus tenencias en dólares ya que la cantidad de activos en moneda extranjera no podrían superar el equivalente 30% de su “responsabilidad patrimonial computable”. Así se les dio tiempo hasta fines de abril para que liquiden sus dólares y bonos en moneda estadounidense hasta alcanzar ese tope. También debían desprenderse de sus contratos a futuro que no podían superar más del 10% de su patrimonio.

Los contratos a futuro son herramientas que se toman en el mercado para cubrirse ante una posible variación en el tipo de cambio. Tras la fuerte devaluación de enero, los bancos no quisieron perder estas coberturas pero casi todos se excedían de los parámetros que el BCRA exigía. Como la mayoría de las entidades es dueña de sociedades de bolsa y financieras, optaron por transferir los contratos de futuro a esas firmas. Un pase de manos que les permitiría a las entidades contar con refugio ante una eventual depreciación del peso y, a su vez, cumplir con los requerimientos oficiales.

Desde la entidad que preside Juan Carlos Fábrega tomaron nota de esta estrategia. Y lanzaron ayer la comunicación A 5563 que establece que todos los contratos a futuros en manos de sociedades vinculadas a bancos, serán computados como tenencias de esas mismas entidades bancarias.

Ayer hubo un importante volumen en el mercado a futuro del dólar. Se operaron mas de US$ 300 millones en el ROFEX con una notable caída en los precios. Para el plaza más largo, que es el de septiembre la tasa implícita cayó al 26% desde el 30% de ayer. Y aunque no hubo demasiado movimiento en el mercado cambiario oficial (en total se movieron US$ 173 millones) donde el dólar se mantuvo a $7,96 y el Banco Central aprovechó para comprar divisas.

El BCRA logró US$ 60 millones pero no logró evitar la caída de sus reservas, que finalizaron en US$ 27.279 millones, US$ 52 millones menos que el martes.

Mientras tanto, las reservas del BCRA están muy cerca de perforar un nuevo piso, los exportadores regulan sus liquidaciones. Por eso a los importadores se les autorizan compras a cuenta gotas.