Cuanto costará armar la Cena de Navidad y Fin de año?

La Fiestas se la pasan “bien” o en “familia” dice un viejo chiste Argentino. Los deseos de fin de año y navidad este año serán:

Noche NOTANbuena e inFeliz Navidad! Y NOpróspero año nuevo!

Este año, con la inflación comiendo mes a mes el sueldo de todos y todas,  es un festejo no tan grato, sobre todo para el que “pone” la casa, por los gastos ocultos que tiene que afrontar. Aire Acondicionado, si tiene luz, bebidas que no alcanzan y las repone el dueño de casa, como la comida que también no alcance, etc etc….

Hace algunos años que en Argentina cada vez es más dificil festejar las fiestas, por que el bolsillo duele y mucho.

Armar las mesas de fin de  año cuesta el 40% del salario mínimo y se calcula que hay que  gastar entre 1.400 y 1.800 pesos para completar ambas  celebraciones. Esto a fecha de hoy, 3 de diciembre de 2014, se espera que llegando las fiestas, dentro de 20 días , haya un aumento de entre 3% a 8% extra que el 40% actual.

El valor surge de un relevamiento realizado por el Instituto de  Estudios de Consumo Masivo (Indecom), que dirige Miguel Calvete,  sobre un promedio de cada mesa familiar compuesta por siete  miembros sentados en las dos fiestas de fin de año.

Los datos muestran un incremento interanual en los alimentos y  bebidas que se consumen durante las fiestas que va del 20 al 45  por ciento.

El organismo también midió una inflación del 1,68 % durante el  mes de octubre mientras que Calvete explicó que “el estudio se  realizó sobre los principales productos que más se comercializan  para formar parte de la mesa de los argentinos durante las fiestas  de fin de ano” y agregó que “en esos rubros, algunos artículos  subieron un 20%, y otros más de un 50%.

El directivo explicó que “en el segmento C3D, que  está compuesto por más del 75 % de los asalariados, y tomando el  valor del salario mínimo vital y móvil de 4400 pesos acordado  hasta diciembre inclusive, el costo para servir las mesas de fin  de año, sobre una base de siete integrantes, trepa desde 1380 a  1720 pesos para ambas celebraciones”.

“Cuesta de 690 pesos a 860 pesos por cada encuentro, afectando  casi el 40 por ciento del bolsillo de los consumidores, un 20 % en  cada fiesta”, agregó.

El estudio reveló además que “los consumidores consultados  afirmaron en un 68 % que los costos enunciados modifican sus  hábitos de consumo, obligándolos a dividir los gastos entre todos  los participantes de la celebración”.

Mientras que “el 24 % indicó que reemplazará las comidas  típicas de fin de ano por otras más económicas, y sólo el 8%  reconoció que podrá afrontar los gastos de anfitrión”.
En ese sentido, el Instituto de estadísticas informó que “al  igual que en 2013, los mayores incrementos se registraron en las  carnes rojas como asado, vacío, peceto, en donde las subas superan  el 50%, según el corte y en el pollo, en donde el crecimiento de  precios trepó a un promedio del 40 %”.

La estampida de precios también se hizo muy notoria sobre los  alimentos derivados de harina como pan dulce y budines con frutas,  en donde el aumento trepó hasta 45% promedio.
Al respecto, Calvete agregó que “si bien el precio de la harina  se mantiene estable en alrededor de 180 pesos la bolsa, todo el  resto de los insumos y materias primas subieron sus precios y eso  impacta también sobre los farináceos que integran la mesa de fin  de año”.

También manifestó que “en bebidas espumantes, sidras y vinos se  encontraron subas que van del 19 al 45% según marcas, presentación  y calidades, y en el caso de frutas secas, garrapiñadas,  turrones,confites, también se observaron aumentos que promedian  del 23 al 52%”.

El trabajo reflejó que “sin tomar en cuenta los productos que  integran el programa de precios cuidados, la mesa de fin de año  registró una suba promedio interanual con respecto a 2013 del 44,8  %.
No obstante, aclaró que “si se toman en cuenta aquellos  productos incluidos en el plan de acuerdos de precios, el  incremento se ubica en un 20,1 % promedio en el mismo período”.

El muestreo se realizó sobre 145 supermercados de grandes  cadenas y 1.156 autoservicios de proximidad en el ámbito  geográfico de la ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires,  Rosario, Mar del Plata, Córdoba, Posadas, Corrientes, Mendoza,  Paraná y Tucumán.

Nuevamente por la inflación y la microdevaluación, pasar las fiestas en familia y amigos no será un dolor de cabeza por la “resaca” de la noche anterior, sino por que el bolsillo explotará como un fuego artificial…