Cristina habló y criticó todo…

A través de una serie de posteos en su cuenta de Twitter y un texto escrito por Axel Kicillof, su ministro de Economía, y que también posteó en su web personal, la ex presidenta aseguró que “el primer punto de Prat -Gay fue confirmar que está dispuesto a pagarles cuanto antes y en cualquier término a los fondos buitre”, escribió Cristina, y luego remarcó: “Ni siquiera va a justificarse en necesidades de los argentinos, sino que van endeudar al país para pagarle a los buitres lo que piden”.

“La famosa ‘pesada herencia’ para ellos entonces es que Cristina entregó un país con un desempleo de 5,4%, con 3 millones de nuevos jubilados, con una industria nacional en proceso de consolidación después décadas de derrumbe neoliberal, escribió la ex presidenta”.

“Qué hubieran dicho Clarín o La Nación si el gobierno de CFK revisaba el Face o twitter de trabajadores para echarlos por sus críticas? El hecho es que no evaluaron las tareas de nadie sino que echan a las personas por lo que piensan”, posteó Cristina.

En relación al impacto de la devaluación, CFK remarcó que produjo un aumento de la inflación, que ubicó en “12% en enero”.

“Lo que anunció ahora Prat- Gay son los puntos que faltan para completar el clásico paquete de ajuste ortodoxo recomendado por el FMI para todos los países en todas las circunstancias: endeudamiento, ajuste del gasto público y reducción de salarios”, finalizó.

. Parte del texto publicado en facebook por Cristina Fernandez de Kirchner:

Los verdaderos anuncios del Ministro Prat Gay: pagarle a los buitres con más ajuste de la economía y con techo a los aumentos salariales (de Axel Kicillof)

La conferencia de prensa de ayer del Ministro de Hacienda y Finanzas duró poco más de 1 hora pero pese a su generosa extensión, la mayoría de quienes la escucharon aun se están preguntando qué quiso decir. Es que Prat Gay concretó una magistral aplicación de la famosa advertencia: “cuando a un economista no se le entiende lo que dice es porque te está mintiendo”.

En concreto, el anuncio tuvo tres partes. El resto consistió en los mismos intentos desesperados del macrismo de echarle la culpa a la “pesada herencia”, como cada vez que toma una medida impopular. En un mes este recurso ya se desgastó porque todas las medidas que han tomado son profundamente antipopulares y fundadas en sus convicciones, no en la situación del país. Analicemos primero los anuncios para luego refutar uno por uno los argumentos “técnicos” de la supuesta “pesada herencia”.