Costa Atlántica 30% más cara que en 2013

Este fin de semana largo, suele ser la última oportunidad para la mayoría de los Argentinos que piensan veranear en la Costa Altántica. Este año, se encontraron con una suba del 30%, cercana al simple dato de la inflación.

La suba de precios en carpas, más el alquiler en departamentos y habitaciones de Hoteles hace pensar seriamente que destinos en el exterior se emparejan mucho, y por un 20% más uno puede disfrutar de Cancun en vez de Mar del Plata, y ni hablar del selecto Cariló o Pinamar.

“Los valores se actualizaron en promedio un 30% con respecto al año anterior, siendo un esfuerzo de parte de los propietarios no incrementarlos a la par del costo de vida, a fin de que pueda ser accesible al bolsillo de los turistas”, explicó el responsable de la Inmobiliaria Arrieta Machin, ubicada en San Clemente del Tuyú.

La consultora de Ovando, que ofrece alquileres en Mar de las Pampas y Villa Gesell, indicó que en promedio incrementó los precios en un 25%. “Pero hay quien lo aumentó más, a los jóvenes los propietarios les han incrementado bastante, de un 30% a un 40%”.

La inflación hizo mella en los bolsillos de los argentinos durante 2014 y se prevé que los gastos en vacaciones de ajusten a ese nuevo escenario. De manera que las inmobiliarias tienen una perspectiva variada sobre la temporada.

“En Mar de las Pampas ya tenemos enero al 100%, la primera de febrero al 70% (de la disponibilidad) y la segunda al 40%”, precisó el local de Ovando que comercializa en esas playas. De todos modos, pronosticó: “Este año creo que la gente, con todo el tema del dólar, no va a salir al exterior y va a visitar nuestra costa”.

María de los Ángeles Haberle, quien dirige una inmobiliaria que lleva su nombre en Necochea, estimó que las reservas en su local oscilan en un 10% y señaló que las expectativas para la temporada 2015 “son buenas”, ya que señaló que las consultas son para alquileres de una semana o de una quincena.

Ese pronóstico es diferente para Consultores Pinamar, que subrayó que este año “hay muchas preguntas, pero no se resuelven”, al tiempo que remarcó que la mayoría de los correos electrónicos recibidos son para preguntar por alquileres para siete días.”La temporada va a venir como el año pasado, mucha gente por semana y fines de semana. La última temporada fue muy mala y hay un gran miedo por la inseguridad”, resaltó el local.

Un panorama similar percibe la inmobiliaria Casa Mía Propiedades, también ubicada en Pinamar. Su titular, Jorge Yeza, explicó: “A esta altura de la pretemporada estamos con un nivel de cierre de aproximadamente un 50%, lo que es lógico a esta altura, habiendo ajustado de un año al otro un 25% promedio”.

Por su parte, Villa Gesell Inmobiliaria analizó que la cantidad de reservas es “similar” a la del año pasado, ya que oscila entre un 40 y un 50 por ciento. En ese sentido, auguró que la próxima ser una “buena temporada”.

A todo esto se suma otro gasto para todos y todas, comer, algo tan simple para el humano que todos llevamos dentro. Los aumentos se acercan a un 25% en restaurantes.

El “veranito” para los mismos de siempre. Y hasta con el 35% de impuesto al viajero, uno se replantea si conviene o no la hermosa Costa Atlántica.