A contramano del mundo, sube la Nafta

Mientras en el resto del mundo la noticia es que sigue bajando el precio del petróleo y la nafta, en Argentina el país donde todo es posible, vuelve a aumentar.

Se trata del cuarto incremento que aplican las petroleras en lo que va del año, luego de la rebaja del 5 por ciento implementada en enero pasado, por lo que los valores casi alcanzan a los que regían en diciembre de 2014.

El último aumento, implementado a principios de abril, llevó el precio del litro de nafta súper de YPF a 11,61 pesos en la ciudad de Buenos Aires, por lo que con el nuevo aumento llegaría a 11,79 pesos.

En tanto, la nafta Premium de esa petrolera, que tiene el 55 por ciento del mercado, se ubicaba hasta ayer en 13,08 pesos por litro, por lo que superaría los 15 pesos con el nuevo aumento, mientras que el gas oil, que costaba 10,56 pesos, llegaría a los 10,71 pesos, y el diesel “Euro” treparía hasta los 12,27 pesos.

En enero, y ante el sostenido descenso del precio internacional del petróleo, el Gobierno acordó con las petroleras un descenso en el precio de los combustibles del 5 por ciento.

Sin embargo, a partir de febrero los precios retomaron la senda alcista que, con la implementada desde hoy, acumula el 4,2 por ciento de incremento.

El 12 de febrero se produjo el primer aumento del 0,8% en los combustibles, el 11 de marzo la suba fue del 0,9% y el 7 de abril, del 0,92%, de modo que con el ajuste de hoy queda menos del 1% de incremento para volver a los valores vigentes al 31 de diciembre. Cada refinadora puede aplicar el porcentaje de aumento que le convenga según su política de precios, siempre que el promedio a nivel nacional no supere el ajuste avalado por el Gobierno.