BCRA bajó la tasa 50 puntos, pero renovó todo lo que vencía

Como se había anticipado puertas adentro en el mercado, el Banco Central de la República Argentina rebajó la tasa de interés de la letras más corta, la de 35 días, en 50 puntos básicos, llevándola hasta los 30,25%. Una nueva quita estaba descontada, pero tras la sorpresa de la subasta previa, cuando el recorte fue mayor al esperado, de 75 puntos, en la City sobraba la cautela.

La reducción se efectuó entre los plazos de 35 y 119 días, pero en los últimos tres plazos, a 147, 203 y 252 días, no se realizaron cambios. Las propuestas alcanzaron los $60.083 millones, de los cuales la entidad adjudicó $60.072 millones, es decir que renovó casi el total de los $61.275 millones que vencían. Si bien se dio una baja en el stock de circulación por $ 1204 millones, esto generó una expansión de la base monetaria de $ 4096 millones. No obstante, el BCRA señaló que el efecto expansivo “fue más que compensado por una absorción en el mercado secundario” ya que durante la última semana se esterilizaron $ 27.958 millones que dieron como resultado “un efecto contractivo total por operaciones de Lebac de $23.862 millones”.

El relanzamiento del “REM” ofreció ayer datos que coincidían con las expectativas que viene teniendo el Central sobre el índice de precios. De hecho, el organismo hizo referencia a este dato en su comunicado. La autoridad monetaria aclaró que si bien en la última semana no se publicaron datos oficiales, el REM “reveló que se espera una inflación para julio del 2,2% para el Área Metropolitana de Buenos Aires”, al mismo tiempo que resaltó que “las expectativas de inflación para el último trimestre del año se mantienen cercanas al 1,5% mensual, en línea con el objetivo de la institución de 1,5% o menos para ese período”. Según el informe, los analistas creen que “el proceso de desinflación continuará” durante todo el período relevado por la encuesta: la inflación esperada para los próximos 12 meses se ubica en 22,5%, y para los subsiguientes 12 meses, en 15,7%.

Para el corto plazo, quedan por vencer montos superiores a los $60.000 millones, cifras que si se las compara con los meses previos, están por debajo del promedio de mayo y junio. Las tasas de corte se fijaron ayer en 30,25%, 29,49%, 28,7%, 28,25%, 27,75%, 27,25% y 27% para los plazos de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente, cuando los cortes de la semana pasada se habían pactado en 30,75%, 30%, 28,9%, 28,35%, 27,75%, 27,25% y 27% para los mismos plazos.

Indicó el REM, las tasas mediana de las últimas licitaciones de cada mes, tomando de julio a diciembre, serán de 29%, 28%, 27%,26%, 25,8% y 25,3%. No obstante, el economista Jefe de Orlando Ferreres, Spotorno dijo estar preocupado por la inflación: “Si efectivamente la inflación de julio es de 2,2%, con 30,25% a 35 días se obtiene una tasa levemente positiva, pero el recorte se podría limitar si los precios no acompañan. Si la inflación no baja de 2,2% -y hay que tener en cuenta que en vacaciones de invierno los precios suben- con un 28% tendremos una tasa negativa”. Asi term