BCRA gira u$s2.500 millones para pagar deuda hasta fin de año

El directorio del Banco Central (BCRA) aprobó el último tramo del giro de dólares al Tesoro para hacer frente a la deuda. En esta oportunidad, los miembros del directorio dieron el visto bueno para transferir 2.500 millones de dólares hasta fin de año.

Ese monto corresponde en casi su totalidad al pago del 12 de septiembre de Bonar VIIpor alrededor de u$s2.000 millones (el mayor vencimiento del año). Los restantes 500 millones son pagar cancelar otros pasivos.

Como contrapartida, el BCRA recibirá una “Letra Intransferible” por ese monto que está cediendo, que formará parte del activo del banco.

De todas formas, es un bono a 10 años que no tiene cotización de mercado. El organismo lo toma al 100% en su balance, algo que no sería así si tuviera precio de mercado.

Sea como fuese, el Central lleva pagados, según estimaciones privadas, más de 7.000 millones de dólares con las reservas del Central.

Claro que no sólo la asistencia del Central al Tesoro es desprendiéndose de billetes verdes. También sucede con la emisión de pesos bajo el rótulo de “adelantos transitorios”.

En ese ítem, el Central financió al Gobierno en $153.730 millones, un alza de 70.000 millones de pesos en un año.

“El directorio adoptó esta decisión de conformidad con la autorización establecida en la Carta Orgánica del BCRA y tras haber concluido que el nivel de reservas resultante garantiza la ejecución de la política cambiaria, tomando en consideración la evolución de las cuentas externas”, dice el comunicado de la entidad rectora.

Según el Central, “a partir de la estrategia de desendeudamiento encarada por el gobierno nacional”, la deuda pública con tenedores privados cayó de 105% del PBI en 2003 a 13% en 2013.

En tanto, contemplando la cancelación de vencimientos prevista hasta fin de año, el total de obligaciones en moneda extranjera con acreedores privados se habrá reducido del 75% al 8,5% del PBI en los últimos diez años.

Lo que no dice el Central es que debido al pago de la deuda y el déficit de dólares por la situación energética, las reservas caen más de 6.000 millones en el año.
Eso hace que los pesos que están dando vuelta en la economía tengan menor respaldo. Si bien no hay convertibilidad, según el Estudio Bein, el cociente entre base monetaria y reservas otorga un dólar de 8,9 pesos. Muy parecido al libre actualmente.