Aumento de Gas desdoblado en abril y octubre

Al igual que con la tarifa de luz, la de gas también aumentará en 2 etapas.

Se confirmó ayer que el aumento en las tarifas de gas por el ajuste en los márgenes de transportistas y distribuidoras se desdoblará en tres etapas, tal como ya ocurrió con la suba en la electricidad que corresponde a la parte que perciben Edenor y Edesur. El dato da por tierra con la expectativa de analistas e incluso funcionarios oficiales sobre una desaceleración de la inflación en el segundo semestre porque presuntamente las subas de los servicios regulados se concentraban en la primera mitad del año.

Por ende habrá aumentos en las tarifas de gas en abril y octubre de este año y en abril de 2018 para cubrir los ingresos que plantearon transportistas y distribuidoras y por el precio del gas.

Juan José Aranguren, ministro de Energía, comunicó que mientras que hoy se realizará una nueva audiencia pública para tratar el aumento del gas por la parte de la factura que va para las petroleras que extraen el producto.

Una de las dificultades de las audiencias es que se tratan en distintas fechas los aumentos de cada componente de las facturas, con lo cual no se pone en debate el aumento total que después va a terminar aplicándose.

La Resolución 212 que dictó el Ministerio de Energía después de la audiencia realizada en septiembre, el precio promedio ponderado del gas desde octubre del año pasado es de u$s3,42 por millón de btu, y a partir de abril ascenderá a u$s3,77 , con un alza del 10%, que llegará al 20% para los usuarios residenciales que usan menos de 1.000 metros cúbicos anuales.

La misma norma estableció un cronograma de subas escalonadas para abril y octubre de cada año siempre en relación con el gas en boca de pozo, cuyo valor a octubre de 2019 deberá llegar a u$s6,80 como promedio ponderado.

Por lo menos hasta abril de 2018, a ese aumento se le adicionará el que se apruebe para mejorar los ingresos de transportistas y distribuidoras. Por este concepto , las empresas anunciaron aumentos de hasta el 62% en la factura final, pero antes de impuestos, aunque éstos suben proporcionalmente a lo que se incrementa el resto de la factura.

Según el informe del Ministerio de Energía, el precio promedio de u$s3,42 para el gas en el ingreso al sistema de transporte es un 27,5% inferior al de u$s4,72 que se había dispuesto en abril de 2016 y que debió revisarse tras el fallo adverso de la Corte Suprema.

Si se considera el alza del 10% al 20% en el precio del gas en boca de pozo más la primera etapa del aumento para transporte y distribución, quedará perdido ese descuento del 27,5%. Lo que dicho de otra manera, significa que este invierno las facturas tendrán el mismo peso que tuvieron en los meses de frío del año pasado, antes del fallo de la Corte.

El único atenuante es que ahora ya de entrada está decidido que los montos a pagar por los residenciales tendrán tope: para las categorías R1 a R23, los aumentos no podrán superar el 300%, para R31 a R33 no superarán el 350%, y para R34 no podrán significar más del 400%, esto representa hasta 5 veces el aumento.