Ahora las tarifas de gas tendrán un tope de 300% máximo

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, formuló una propuesta de recomposición de precios frente al presidente Mauricio Macri. Fue junto al ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, a los coordinadores del gabinete económico, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui y al titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. El incremento que se conversó está en torno al 300%. Se tiene que definir hacia el final de la semana, para ser girado a las provincias, empresas y asociaciones de usuarios antes de la audiencia.

La principal preocupación del Poder Ejecutivo es que no haya facturas con importes por varios miles de pesos, como la que mostró el diputado Sergio Massa, que superaba los $ 8.400 y un alto nivel de consumo. En el Gobierno creen que se trató de casos “muy particulares”, pero quieren estar a salvo de que esas situaciones se reiteren. “Que esté claro que quien consume mucho, pagará más”, fue uno de los conceptos hablado.

El Poder Ejecutivo corregirá la suba del gas inicial aplicada en abril, que era del 400%. Y la bajará a un número cercano al 300%.

“Que todos entiendan bien el aumento. Que sea racional, explicado y previsible. Todo lo contrario a lo que se hizo antes”, conversaron ayer en la Casa Rosada.

El presidente Macri instruyó a su equipo para eliminar los subsidios estatales a la industria del gas hacia el final de su mandato. Hoy, el Estado nacional subvenciona casi el 85% del costo del gas que consumen los hogares. El objetivo para el primer año de funcionamiento del nuevo esquema es que el Estado se siga haciendo cargo de un 55% de los costos, pero que los particulares y comerciales paguen un 45% de que sale llevarles gas.

Esa proporción de subsidio estatal se iría reduciendo todos los años, hasta llegar al 0% en 2019, Para aplicar una quita gradual, los consumidores tendrían que ir abonando mayores importes todos los años.